noticiastectv

El día a día de la Ciencia

Generarán humedad para que el Puente del Inca no se seque

Deja un comentario

Hace más de un año que la fuente que irrigaba agua naturalmente no lo hace. El gobierno, el municipio y el Conicet trabajan en conjunto en la zona.

La amarilla imagen de Puente de Inca es una postal que miles de turistas ven cada año cuando pasan a Chile por Mendoza. Allí, la Secretaría de Ambiente de la provincia, la Municipalidad de Las Heras, el Departamento General de Irrigación y el Conicet están trabajando de manera conjunta con el objetivo de colocar una bomba que humidificará una parte de su superficie. Es que hace 14 meses que la surgente natural conocida como “Copa de Champagne” no irriga agua. Con esto, explican los especialistas, es necesario buscar una alternativa artificial para que la zona pueda mantenerse húmeda.

Es por eso que este equipo de trabajo multisectorial visitó el lugar la última semana para comenzar a poner en marcha las tareas necesarias que buscan cumplir con los lineamientos planteados por la Comisión Puente del Inca. Según explicaron, lo primero que se hizo fue tomar muestras de agua de los tres posibles espacios en donde se colocará la bomba que remplazará –de manera temporal– a la surgente natural.

“Hace más de un año que no sale agua de la Copa de Champagne. Nos preguntamos si la falta de agua puede incidir en algún tema estructural del Puente. Para saberlo se están colocando los sensores que servirán para implementar una labor de monitoreo. El proyecto durará tres años en total, pero en uno (o sea, durante 2013) queremos determinar si se puede volver a usar el puente para cruzar o no. Todas estas tareas se están realizando en el marco de dos proyectos: el Camino del Inca y el Parque Nacional Aconcagua“, explicó Marcos Zandomeni, secretario de Ambiente.

Por su parte, el director de Recursos Naturales Renovables, Daniel Gómez, remarcó que durante 2012 la dependencia que él comanda definió un plan de trabajo con todos los actores que se venían desempeñando en el lugar. “Comenzamos con una prueba piloto, colocando una bomba humidificadora aportada por el municipio de Las Heras. Se tomaron muestras de agua de tres posibles puntos donde se colocará la bomba. Estas muestras serán analizadas para determinar cuál es la vertiente que se utilizará como remplazo temporal de la Copa de Champagne“, precisó Gómez.

Según informó Zandomeni, la inversión inicial para este emprendimiento es de 100.000 dólares, dinero que llegó desde Nación a través del Conicet. Además, cada una de las áreas que participa irá aportando lo que tiene a su disposición. Como es un trabajo integral y que interesa no sólo a Ambiente sino también a, por ejemplo, Turismo y Guardaparques, el proyecto prevé ir -de a poco- incorporándolas. “Ahora incluso estamos hablando con el Ministerio de Seguridad para que nos faciliten unos escáneres 3D que ellos utilizan para otras tareas, pero que a nosotros nos pueden ser muy útiles“, deslizó el funcionario.

En tanto, quien aportó los datos más técnicos de esta “obra” fue Luis Lenzano, investigador del Instituto Argentino de Nivología, Glaciología y Ciencias Ambientales (Ianigla), quien detalló otra de las etapas de este estudio que comienza en febrero: “Se van a colocar sensores para determinar el movimiento que tiene el cuerpo a través de su frecuencia, su geodinámica general. Eso nos va a permitir tener por primera vez datos precisos sobre el comportamiento del puente, con los cuales los geólogos e hidrólogos determinarán cuál es la posibilidad de colapso –o no– del puente o cómo habrá que reforzarlo, según la conclusión a la que se arribe luego de dichos estudios“.

Asimismo, se colocarán 12 pulsos GPS para medir la deformación superficial, un GPR –un radar para medir la estabilidad y la humedad que tiene el puente–, y un Lidar –un aparato de pulso láser–, que mide en orden del milímetro y hace un modelo en 3D de todo el puente. “También se colocará un acelerómetro para determinar la frecuencia del puente y un sismógrafo para determinar la vibración de la estructura. Todos estos componentes nos van a permitir llegar a un resultado final para determinar en dos a tres años, como máximo, cuál es la situación real de toda la estructura“, afirmó Lenzano.

Fuente: Diario Los Andes / Domingo 13 de Enero de 2013

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s