noticiastectv

El día a día de la Ciencia

10 de Abril: declarado día de la Ciencia y la Tecnología en homenaje a Houssay

Deja un comentario

Hoy se celebra el Día de la Ciencia y la Tecnología en coincidencia con el natalicio del médico y farmacéutico Bernardo Houssay, Premio Nobel de Medicina y fundador del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet).

Houssay nació el 10 de abril de 1887 en Buenos Aires, donde falleció el 21 de septiembre de 1971 tras protagonizar una carrera que lo consagró Bachiller a los 13 años, farmacéutico, a los 17, médico a los 21 y docente universitario a los 23.

Un hecho histórico para las instituciones científicas de la Argentina aconteció el 14 de marzo de 1944, cuando un grupo de investigadores liderado por Houssay creó el Instituto de Biología y Medicina Experimental (Ibyme), entidad que en la actualidad emplea a más de 300 científicos y auxiliares.

Fue profesor de Fisiología en la facultad de Veterinaria (1910-1919), en la de Ciencias Médicas de Buenos Aires (1919-1943) y en 1946 se exilió por sus discrepancias con el peronismo, para reingresar al país tras el golpe de Estado de 1955, cuando le restituyeron su cátedra.

En 1947 llegaría el Premio Nobel de Medicina por descubrir el rol de la hipófisis o glándula pituitaria en la regulación de la cantidad de azúcar en sangre, a través del metabolismo de los hidratos de carbono, con lo que se convirtió en el primer científico argentino y latinoamericano en obtener esta distinción.

También estableció la relación entre la hipertensión arterial y el riñón, lo cual mejoraría los tratamientos de esta patología.

Houssay fue el precursor de la dedicación exclusiva de los investigadores, de la especialización, el profesionalismo y la institucionalización de la ciencia, con un hito mayor como la creación del Conicet, el 5 de febrero de 1958.

Estricto y riguroso, pero con los hechos, no con las personas”, lo describe el doctor Enrique Segura, director del Laboratorio de Biología del Comportamiento del Ibyme y discípulo de Houssay.

Las anécdotas que lo tienen como protagonista entre sus colegas dan cuenta de un hombre sencillo, de memoria prodigiosa, estricto con los horarios y los compromisos.

Como maestro, buscaba en primer lugar una fuerte vocación en sus discípulos, después les enseñaba sobre el sacrificio cotidiano, la disciplina rigurosa y la especialización, recuerda Segura, quien reivindica el apoyo de Houssay a la formación de centros de excelencia en el país y el exterior.

El científico alcanzó los doctorados Honoris Causa en las universidades estadounidense de Harvard y británica de Oxford, entre otras muchas casas de estudios superiores.

Consideré como una misión el consagrarme a desarrollar la investigación científica y formar investigadores en nuestro país. La ciencia no tiene patria, pero los hombres de ciencia la tienen y deben luchar por su adelanto“, expresó Houssay.

Creí que esa era mi obligación moral ineludible y por eso no he aceptado en otros países posiciones y medios muy superiores a los que aquí he tenido. Tengo deberes con la ciencia, pero los tengo con mi país“, reivindicó.

Fuente: Diario El Comercial de Formosa / Martes 9 de Abril de 2013

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s