noticiastectv

El día a día de la Ciencia

A fin de año se alcanzarán los 1000 investigadores repatriados

Deja un comentario

Las universidades públicas y el Conicet reabrieron sus puertas a científicos de todas las áreas a través del programa Raíces. Ahora el fenómeno que se da es inverso: nadie se quiere ir, muchos quieren volver.

Muchos se quedaron con una idea desfasada: que los investigadores que se fueron del país no volvieron. Quizá porque los medios de comunicación a veces se ocupan de mostrar sólo una cara de la realidad, la menos amable, la más terrible, y no queda lugar para otro relato que no sea el del fracaso.

Hoy, en un cuadro de situación inversa, a fines de este 2013 se va a llegar felizmente a los 1000 investigadores repatriados, según cifras del Ministerio de Ciencia y Tecnología, que demuestran, entre otras cosas, la voluntad política de cuidar a nuestros científicos. Un trabajo exhaustivo del área de Ciencias Exactas de la UBA recoge los testimonios de 21 investigadores repatriados.

El informe, titulado El regreso, afirma que un momento emblemático que selló el inicio de la destrucción sistemática de la estructura científica y tecnológica nacional, fue la tristemente célebre Noche de los bastones largos, cuando por orden del dictador Juan Carlos Onganía fuerzas policiales desalojaron de manera violenta cinco facultades de la UBA que permanecían ocupadas por profesores y estudiantes en rechazo a la intervención de las universidades que el gobierno militar había decretado.

Como consecuencia de este hecho brutal, alrededor de 1300 científicos y técnicos se fueron del país y más de 6 mil renunciaron a sus cargos en la universidad.

La recuperación democrática no logró tener la fuerza suficiente para revertir la situación y las sucesivas crisis acentuaron las tendencias migratorias.

Durante la década del ´90, el gobierno de Menem profundizó el modelo económico impuesto por la dictadura. Luego vino la crisis del 2001 que terminó de confirmar que parecía vedada la posibilidad de vivir dignamente de aquello para lo que estos profesionales se habían formado: la práctica científica.

Uno de los científicos que da su testimonio en el informe es Diego Ferreiro, que cursó su carrera de grado en la UBA y se doctoró en la facultad. Después viajó a California para hacer su postdoctorado y permaneció por casi cinco años en Estados Unidos. Una hija fue el motivo que lo impulsó a volver, para que los abuelos conocieran a su nietita. Las raíces pudieron más que cualquier otra cosa. Ferreiro afirma: “Me parece importantísima la existencia de los programas de reinserción. Si no, sería muy difícil retornar. Primero hay un costo material importante en la mudanza, que a mí me lo cubrió el Estado“. Hoy Diego está contento con el regreso: “Es muy linda Buenos Aires y está buenísimo el ‘proyecto Argentina’. Vamos a llamarlo así“.

Un paso fundamental para el cambio se dio a partir de la promulgación de la ley RAICES (Ley 26.421) en noviembre de 2008, cuando se definió que la repatriación de los investigadores fuera una política de Estado. Esta ley promueve no sólo el retorno de científicos e investigadores que residen en el exterior y desean volver al país, sino que también fomenta la vinculación entre los científicos residentes en la Argentina y aquellos que viven en el extranjero.

Al respecto, la directora nacional de Relaciones Internacionales de la cartera de Ciencia, la ingeniera Águeda Menvielle, explica: “Estamos repatriando 100 científicos por año, hemos repatriado hasta el momento 972 científicos argentinos, un 60% hombres y un 40% mujeres en todas las áreas de la ciencia. Los que deciden volver es porque las condiciones de hoy en la Argentina son iguales a las del exterior. ¿Cuántos de los científicos que volvieron se van de nuevo? Ninguno. Una vez que el científico llega, el programa se hace cargo de todos los costos de repatriación y de darle un subsidio para sus gastos. Las universidades públicas y el CONICET reabrieron sus puertas en este último tiempo a la mayor parte de estos investigadores repatriados“.

Fuente: Tiempo Argentino / Jueves 16 de Mayo de 2013

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s