noticiastectv

El día a día de la Ciencia

Argentina y China acuerdan producción de semillas resistentes a la sequía

Deja un comentario

La empresa argentina Bioceres y la china Dabeinong producirán semillas resistentes a la sequía y la salinidad con tecnología desarrollada por el CONICET.

La empresa Bioceres y Dabeinong Technology Group firmarán mañana en Beijing el primer acuerdo agro-biotecnológico entre una empresa argentina y una china para desarrollar productos con tecnologías de ambos países. Se trata de semillas de soja y maíz que combinan los genes de aumento de rendimiento y tolerancia a la sequía y la salinidad, descubiertos por investigadores de CONICET, con tecnologías chinas de resistencia a insectos y herbicidas.

El acuerdo incluye el testeo de la tecnología china en Argentina, Brasil y Uruguay y del descubrimiento argentino en seis provincias de China una vez obtenidos los permisos correspondientes en todos los países. Las pruebas permitirán obtener datos de funcionamiento de ambas tecnologías, generar información para los sistemas regulatorios de los países y ver cómo reaccionan los desarrollos frente al clima y los suelos argentinos y chinos. A partir de esos datos se podrá hacer una adaptación local del producto.

Federico Trucco, CEO de Bioceres, destacó que “cada universidad del mundo, cada empresa que haga tecnología, desarrolla genes de este tipo, pero la realidad es que hoy por hoy no existe prácticamente nada en materia de tolerancia a la sequía y salinidad. El desarrollo de Raquel Chan es probablemente lo mejor que tenemos”.

El gen argentino, HAHB-4, fue descubierto por un grupo de investigadores del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET) encabezado por la Dra. Raquel Chan y asociado a la Universidad Nacional del Litoral (UNL) y la empresa Bioceres a través del Instituto de Agrobiotecnología del Litoral. El desarrollo consiste en el aislamiento y la caracterización de un gen de girasol cuya función está relacionada con la respuesta natural de la planta a las condiciones de estrés como la sequía y la salinidad. Una vez identificado el gen HAHB-4 y su familia de desarrollos, el CONICET y la UNL se asociaron con la empresa Bioceres para generar una patente y posterior comercialización del descubrimiento.

La 1° Misión de Vinculación Tecnológica e Innovación Público Privada en Asia realizada en 2012 le permitió a la empresa argentina entrar en contacto con la Dabeinong. “Bioceres es el resultado de las políticas en ciencia y tecnología de los últimos diez años. Nosotros no existiríamos de no existir las políticas actuales, es inobjetable” dice Trucco. Y agrega que “nunca podríamos haber logrado el nivel de visibilidad que tuvimos en China si no hubiéramos formado parte de una misión con el Estado detrás”.

Bioceres, formada por más de 260 empresarios agropecuarios y actores del sector agroindustrial, es una de las empresas que formaron parte de la II Misión de Vinculación Tecnológica e Innovación Público-Privada en China que culminó este viernes. La misma fue organizada por el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva junto al Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto y el CONICET. El objetivo de la misión fue afianzar e incrementar la vinculación tecnológica público privada entre el sector científico y productivo de nuestro país y sus equivalentes en el gigante oriental.

Fuente: CONICET / Viernes 7 de Junio de 2013

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s