noticiastectv

El día a día de la Ciencia

Bases sólidas para la ciencia

Deja un comentario

En la Ciudad de Buenos Aires se desarrolló un centro científico de alto nivel internacional, que ofrecerá, además, espacios y actividades para la comunidad.

 “En un comienzo todo fue curiosidad. Esta abrumadora fuerza es la piedra basal de la ciencia, la razón primera de su búsqueda de conocimiento constante”. Con este concepto inicia Isaac Asimov su “Introducción a las ciencias”. La tarea de los divulgadores es mediar como enlace entre el mundo de los científicos y el resto de la sociedad. De un modo similar, la arquitectura es una especie de divulgadora de intenciones y conceptos abstractos, mediante interfaces materiales y espaciales.

Cuando las intenciones son innovadoras y la arquitectura es de alta calidad, puede surgir una obra como el Polo Científico Tecnológico en las ex bodegas Giol, el primer centro de gestión, producción y divulgación del conocimiento científico de Latinoamérica. Un conjunto de edificios que se ven como grupo armonioso y también como una única gran pieza elegante y eficiente, que alberga al Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva de la Nación y a institutos del más alto nivel.

La idea que desembocó en esta obra fue incubada en 2005 por la Agencia Nacional de Promoción Científica y Tecnológica, el Conicet, el Consejo Federal de Ciencia y Tecnología (COFECyT), y el Ministerio de Educación, Ciencia y Tecnología de la Nación. Este conjunto es producto de un concurso lanzado por el Ministerio de Educación junto a la Facultad de Arquitectura, Diseño y Urbanismo de la Universidad de Buenos Aires en 2007; y como obra, dividida en dos etapas, fue iniciada en 2009.

La etapa 1, concluida y en actual uso, comprende una superficie de 25.000 m2.

Para cuando la segunda etapa, aún en construcción, concluya, contará con 20.000 m2 más que albergarán la sede del Conicet, el canal de divulgación TECTV, así como espacios para la cultura, conectado todo a un parque lineal de uso público. Esta arquitectura moderna y contemporánea es el reflejo de una concepción distinta de hacer ciencia.

Es claro que aquella vieja visión del científico en su torre de marfil, alejado del resto de la sociedad queda pulverizada cuando nos encontramos con esta propuesta de integración interdisciplinaria, en un sitio central de la ciudad y con una actitud urbana y arquitectónica abierta a la comunidad. La intención de fondo es clara: propugnar.

Fuente: Portal de Internet Revista 8,66 / Jueves 18 de Julio de 2013

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s