noticiastectv

El día a día de la Ciencia

Los 10 imperdibles de Tecnópolis 2013

Deja un comentario

La megamuestra de ciencia y tecnología abrió renovada en su tercer año; la casa anti-gravedad, el acuario y los dinosaurios son las principales atracciones.

por Víctor Ingrassia

Más atractiva y renovada, con muchos stands, propuestas interactivas, shows y entretenimientos, la tercera parte de Tecnópolis, la megamuestra de ciencia, tecnología y arte, auspiciada por el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación productiva, abrió esta semana para poder ser visitada en forma libre y gratuita todos los días de 12 a 20 hasta el 28 de este mes. Luego, a partir del miércoles 31, el predio estará abierto hasta noviembre de miércoles a domingo en el mismo horario.

En su tercer año consecutivo y bajo la consigna “El desafío del conocimiento”, La Nación recorrió Tecnópolis 2013 que cuenta con más de 100 espacios con múltiples propuestas para vivir la ciencia, la tecnología y el arte, en un espacio de más de 50 hectáreas ubicado en la localidad bonaerense de Villa Martelli, Provincia de Buenos Aires.

En esta recorrida, se presentan los diez imperdibles de la feria científica, tecnológica y de arte más grande de América latina, que fue inaugurada en 2011 como coronación de los festejos del Bicentenario de la República Argentina –con una mirada puesta en el futuro–, y queen 2012 tuvo su segunda edición con el lema “Energía para transformar”.

1. Espacio Neurociencias

Para sumergirse en nuestras más profundas percepciones y realmente aprender a vivir experiencias sensoriales, estimulando todos nuestros cinco sentidos, hay que visitar el stand de “Neurociencias. Un viaje por nuestras percepciones”.

En el recorrido que propone el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva, los visitantes pueden descubrir un mundo nuevo sensorial, potenciando la vista, el oído, el tacto y hasta cómo se puede mover una pelota sólo con el pensamiento, a través de cables y electrodos conectados a la cabeza. Uno sale de allí sabiendo más acerca de cómo el cerebro intenta leer la realidad a partir de la información que ellos mismos brindan. También se proyecta la película 3D “La historia del cerebro”, un apasionante recorrido por el sistema nervioso y su órgano más complejo.

2. Zona Videojuegos

En este espacio padres e hijos se entusiasman y compiten con las más de 250 consolas de videojuegos que recorren la historia de la industria cibernética destinada a la recreación. El recorrido comienza con joyas clásicas de hace más de 30 años, como Space Invaders o Pacman –que aparecieron con las primeras computadoras como Atari, Spectrum o Commodore 64 o 128– y hasta con algunos que llegarán al mercado argentino el año próximo.

Fanáticos de distintos juegos en los que sólo mostraban pocos pixeles en las pantallas que se movían arriba o abajo con un rudimentario joystick, se entremezclan con adolescentes que son ya expertos en videojuegos de Playstation 3, Xbox o de Wii. Un dato valioso: muchas de las viejas consolas fueron traídas del museo británico de tecnología especialmente para esta muestra, como la de la película Terminator 2 o el simulador de vuelo de Stars Wars.

3. Acuario

Promocionado como el único libre y gratuito del país, el Acuario de Tecnópolis es una de las grandes novedades de este año. En un recorrido interesante, se pueden apreciar más de 50 especies de diversas regiones del país y el mundo.

Grandes tanques decorados con piedras, corales y plantas, mantienen las condiciones y el hábitat original de los distintos conjuntos de peces que allí pueden verse. Como los asiáticos tiburones plateados, toxotes, cebritas, bettas, gouramis, y los coloridos tropicales, como el cara de Zorro, Emperador y Mariposa. Especies provenientes de África, como Ciclido limónPseudotropheus Zebra y Aulonocara Nyassae.

De pronto, todos los chicos se amontonan frente a una pecera y se sacan fotos (sin flash). Es que allí nadan muchos peces payaso y cirujanos amarillos, como los personajes Nemo y Doris de la película de Disney. Es asombroso atravesar un túnel de acrílico que simula el sumergirse en el río Paraná y ver cara a cara a un surubí o pacú nadando al lado de uno.

 4. Matemáticas y Física, divertidas

Los pabellones de Matemática y Física se presentan con un parque de diversiones temático que tiene como anfitrión al prestigioso matemático y científico, Adrián Paenza. Bajo el lema “Perder el miedo”, en este espacio numerosas propuestas divierten y enseñan, como una carrera de bicicletas con ruedas cuadradas, dos toboganes que ponen en jaque la percepción, una silla híperboloide que genera formas geométricas o espectáculos teatrales en los que la matemática ayuda a “adivinar” el pensamiento de los espectadores, entre otras actividades.

Y por segundo año consecutivo se puede disfrutar de la increíble exposición “Da Vinci”, con más de 60 reproducciones en madera de algunos de los inventos más relevantes de Leonardo.

En tanto, en el pabellón de Física, la casa de Isaac Newton se roba la atención dado que en tres ambientes se desafía realmente la gravedad en un plano inclinado casi imposible para caminar. La física cuántica, la física clásica, la Teoría de la Relatividad y muchos otros conocimientos vinculados al comportamiento de los átomos, los rayos láser y la luz se disfrutan por medio de juegos y experimentos interactivos. Con respecto al espacio de Astrofísica, hay varias experiencias sencillas que permiten determinar la existencia de emisiones no visibles en nuestra vida cotidiana, de las regiones de las ondas de radio, infrarrojo, ultravioleta y microondas.

5. Evolución humana

En la exposición “Haciéndonos Humanos” el visitante podrá descubrir el origen y el complejo proceso de evolución de los seres humanos desde su origen hasta la actualidad. Complejas figuras de diferentes períodos históricos resaltan entre las reproducciones de cráneos y herramientas que utilizaban para cazar o cortar animales.

Es una invitación para reflexionar acerca de la evolución de nuestra propia especie: sus orígenes, sus características y sus momentos históricos más relevantes. Esta muestra llega al parque gracias a un convenio de cooperación entre el Ministerio de Ciencia con el Museo de la Evolución Humana de Burgos, la Junta de Castilla y León, la Universidad de Burgos, la Fundación Atapuerca de España y la Fundación de Historia Natural Félix de Azara de Argentina.

6. En las entrañas de la Tierra

Sumergirse en el interior de un volcán o en las profundidades de una grupa puede ser tan increíble como la posibilidad de vivir un terremoto dentro de un simulador que propone vivir y sentir los movimientos sísmicos a 6,7 de magnitud en la escala Richter. Todo esto se encuentra en el espacio de Geología, donde se experimenta el comportamiento del suelo ante una situación de catástrofe. Además, se suma un museo con varias colecciones de minerales y piedras preciosas para conocer qué material se encuentra en las profundidades de nuestro suelo.

7. Tierra de Dinos

Este año, el espacio de Paleontología propone más dinosaurios en más espacio. Es realmente fácil introducirse en plena era Mesozoica rodeados por más de 40 ejemplares de dinosaurios animatrónicos llenos de movimientos reales, gestos y estruendosos ruidos. El público, especialmente los chicos quedan fascinados por estos “monstruos” que dominaban la Tierra hace más de 65 millones de años, como el Tiranosaurio Rex, rey de los carnívoros o el impresionante Diplodocus de 35 metros de largo.

Además, el recorrido propone el contacto con el trabajo de los paleontólogos a través de la preparación de un área de excavación, donde los chicos pueden ser por una tarde expertos paleontólogos. El espacio cuenta con dos microcines, uno de ellos en 3D, donde pueden verse películas con temáticas vinculadas al trabajo científico y la vida de los dinosaurios.

8. Zamba para todos los chicos

“El Asombroso Mundo de Zamba”, en su tercera edición propone un nuevo parque al aire libre especialmente destinado para los chicos, con laberintos poblados por dinosaurios, toboganes gigantes y panorámicos, un “samba mecánico”, una calesita intergaláctica, un recorrido por obras de arte y una plaza en homenaje a la Asamblea del año XIII. Además habrá proyecciones al aire libre de nuevos capítulos de Zamba y una puesta con actores y música en vivo.

9. El deporte dice presente

Los aficionados a varias disciplinas deportivas tienen su lugar en el parque que ofrece la muestra científica. A raíz de su visibilidad y éxito el año pasado, la Palestra, un muro de escalada de grandes dimensiones y varias caras, con múltiples caminos de ascenso con dificultades diversas es una gran experiencia tanto para principiantes como para los más experimentados.

También se luce el Skatepark que, con 50.000 visitas en 2012, se consagró como la pista de skate más grande del país (2070 metros cuadrados) y la favorita de los patinadores argentinos y extranjeros que visitan la plataforma, donde además se ven exhibiciones, torneos, prácticas y hasta se pueden tomar clases.

Aquellos que tengan buen equilibrio podrán pasar por el Slackline, que desafía a los visitantes a caminar por una delgada cuerda elástica y la pista de ciclismo BMX, ubicada en el Parque del Movimiento. También hay dos canchas multiuso para jugar al fútbol, básquet, handball, hockey, cestoball, fútbol-tenis y muchos deportes más con la supervisión permanente de profesionales del deporte.

10. Música y shows

Rockópolis y el espacio de la Secretaría de Cultura de la Nación se destacan este año en cuanto al aspecto musical. El primero es un homenaje a la historia del rock nacional, la música de la juventud argentina hace casi 50 años, donde se nos invita a conocer el desarrollo de muchas bandas y estilos desde la época del vinilo hasta el MP3. También se puede disfrutar del museo de personajes de “Peter Capusoto y sus videos”.

Varios ciclos de cultura se destacan en este pabellón como “Urraka”, que resignifica elementos de la vida cotidiana y mezcla en vivo ritmos de chacarera, chamamé, milonga, reggae, jazz, rock y electrónico; Metabombo, que presenta un ensamble de 12 bombos legüeros, una guitarra, demostraciones de baile y boleadoras, sobre la base del folklore argentino; “Hacelo Sonar”, el taller de construcción de instrumentos musicales con materiales reciclables y “La vuelta al mundo en un violín”, que presenta una orquesta de 18 músicos en escena donde se acerca a los más chicos la música clásica de compositores como Mozart, Schubert y Vivaldi, entre otros.

Fuente: La Nación / Martes 23 de Julio de 2013

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s