noticiastectv

El día a día de la Ciencia


Deja un comentario

Un médico argentino en la cima mundial del Mal de Parkinson

Es el doctor Oscar Gershanik, elegido como presidente de la sociedad mundial que estudia esta enfermedad.

Un médico argentino, el doctor Oscar Gershanik, obtuvo un alto reconocimiento internacional al ser elegido para presidir la Sociedad Internacional de Parkinson y Movimientos Anormales.

El científico de nuestro país recibió el reconocimiento de sus pares durante un congreso celebrado en Sidney, Australia.

“Argentina tiene grupos muy activos y 50 especialistas en Parkinson conectados con el mundo de la investigación, a través de la sociedad internacional”, señaló Gershanik tras conocer la distinción.

El Parkinson es una enfermedad que afecta al 2% de la población mayor a 65 años y la prevalencia aumenta más allá de los avances porque está previsto que en un futuro cercano “se duplique la población mundial mayor de 50 años”, dijo Gershanik.

Para el experto, el primer argentino propuesto para la presidencia de la sociedad internacional, hasta el año 2017, su designación “es fruto de un trabajo clínico, de investigación y docencia, que fue valorado por mis pares”.

“Me eligieron como futuro presidente de la entidad que agrupa a los especialistas en Parkinson por mi trabajo en la clínica, la docencia, y sobre todo la formación de recursos humanos. Este último tema cobra relevancia de cara al futuro, porque entre las enfermedades neurodegenerativas es la de mayor prevalencia”, precisó.

Gershanik destacó que una de las prioridades de la sociedad internacional es “difundir los conocimientos para que los avances lleguen a los profesionales que trabajen en los lugares más remotos del mundo”.

“La importancia de esto radica en que si bien el Parkinson aún no tiene cura, se puede tratar y lograr una mejora considerable en la calidad de vida. Tenemos muchos recursos e investigación para eso”, reivindicó.

Además, explicó que “la posibilidad de llevar una ‘buena vida’ es alta sobre todo si el tratamiento se inicia en las primeras instancias de la enfermedad, con una vida activa en lo físico, intelectual y social”.

Para la Organización Mundial de la Salud (OMS), el Parkinson incide anualmente con 18 nuevos casos por cada 100.000 habitantes, y a nivel de Argentina “haciendo una extrapolación de datos internacionales, se calcula que existen unos 70.000 casos”, dijo Gershanik, que fue jefe de Servicio del Hospital Francés, centro de excelencia en el tratamiento de esta patología.

El reconocido médico ejercerá la presidencia de la MovementDisordersSociety (MDS), una sociedad internacional integrada por más de 4.000 científicos de 112 países de los cinco continentes.

Recibido con Diploma de Honor en la Universidad de Buenos Aires, fue considerado por la revista Lancet Neurology como “uno de los líderes en la región por sus contribuciones científicas, educativas, comunitarias y en la formación de recursos humanos”.

Actualmente Gershanik es profesor de la Universidad Favaloro y responsable del laboratorio de Parkinson Experimental del Instituto de Investigaciones Farmacológicas (ININFA-UBA-CONICET).

Además, se desempeña como director Científico de INECO (Instituto de Neurología Cognitiva) y del Instituto de Neurociencias de la Fundación Favaloro, y fue recientemente reconocido por la UBA con motivo del Día del Investigador.

Fuente: El Día / Martes 13 de Agosto de 2013


Deja un comentario

Alberto Kornblihtt, flamante miembro de la Academia Nacional de Ciencias

El 26 de julio pasado se concretó la incorporación del biólogo Alberto Kornblihtt en la Academia Nacional de Ciencias.

Kornblihtt es profesor de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la UBA e investigador del Instituto UBA-CONICET de Fisiología, Biología Molecular y Neurociencias.

Es licenciado en Ciencias Biológicas, Doctor en Ciencias Químicas de la UBA y posdoctorado en la Universidad de Oxford. Se dedica a investigar la regulación de la expresión de genes humanos, en particular el mecanismo de splicing alternativo, que hace que cada gen pueda codificar más de una proteína.

A lo largo de su carrera recibió numerosos premio nacionales e internacionales, entre ellos: la beca Guggenheim, la beca Antorchas, Premio Konex de Platino, Medalla del Bicentenario y fue nombrado en 2011 Investigador de la Nación Argentina. Además, publicó más de 100 trabajos en revistas internacionales con referato, dirigió numerosas tesis doctorales y dictó conferencias por invitación en gran cantidad de países.

En mayo de este año también fue incorporado a la Academia el inmunólogo Gabriel Rabinovich, investigador del Conicet y profesor de Exactas UBA, sumándose así a otros profesores de Exactas UBA tales como Gerardo Burton, Víctor Ramos y Armando Parodi.

Fuente: Noticias Exactas / Martes 30 de Julio de 2013


Deja un comentario

El CONICET, en los primeros puestos del mundo por calidad y cantidad de publicaciones

Se trata del Ranking de Instituciones SCImago (SRI) World Report 2012, que ubica a la institución en la posición número 95 y destaca sus altos índices de desempeño.

De acuerdo al último ranking elaborado por la plataforma de evaluación de alcance mundial SCImago en donde se analiza el rendimiento de las investigaciones realizadas, el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET) se ubicó en el puesto 95 sobre un total de 3290 instituciones evaluadas a nivel mundial entre 2006 y 2010. El núcleo comprendido en el informe está constituido por 2.177 establecimientos de educación superior, mientras que el sector gobierno, que engloba organismos similares al CONICET, a la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA) y al sector salud, participan con 402 y 595, respectivamente.

Los primeros tres puestos del ranking están ocupados por el Centre National de la Recherche Scientifique de Francia, la Chinese Academy of Sciences de China, y la Russian Academy of Sciences de Rusia. Otras instituciones nacionales que se destacaron en el primer tercio de las de mayor producción mundial fueron la Universidad de Buenos Aires, la Universidad Nacional de La Plata y la Universidad Nacional de Córdoba, que se ubican en los puestos 285, 597 y 977 respectivamente.

Si se realiza un análisis de las instituciones de los países de la región, en primer lugar se ubica la Universidad de San Pablo, en el puesto 11, con 44.619 documentos producidos en el lapso 2006-2010, mientras que la segunda institución latinoamericana es el CONICET, que ocupa la posición 95 a nivel internacional, con un total de 19.911 publicaciones científicas. La tercera es la Universidad Autónoma de México, que ocupa el puesto 115 en el ranking con una producción de 18.568 publicaciones.

Cabe destacar que, si bien en cantidad de organizaciones y volumen de producción Brasil aventaja por mucho a la Argentina, una mirada enfocada más en los indicadores de desempeño encuentra ciertas ventajas cualitativas para las organizaciones nacionales. Así, el CONICET cuenta con más de la mitad de sus artículos en revistas consideradas de alta calidad, mientras que la Universidad de San Pablo posee un 38% de sus artículos en similar situación. En cuanto al impacto de las publicaciones, el valor para el CONICET es superior en 10 puntos porcentuales a la universidad paulista y a la Universidad Autónoma de México.

SCImago es una plataforma de evaluación de la investigación de alcance mundial con base en establecimientos españoles, cuyos miembros forman parte de la Universidad de Granada, la Carlos II Universidad de Madrid y la Universidad de Extremadura, entre otras casas de estudio. El ranking que elabora se basa en los datos obtenidos sobre el volumen de investigación realizado por las instituciones, y como indicador de ese volumen se utiliza el número de publicaciones científicas, entre las que se encuentran artículos, artículos en prensa, revisiones, artículos de conferencias, material editorial, cartas y correcciones, entre otras producciones. El ranking refleja un conjunto de indicadores elaborados con el propósito de analizar el rendimiento de las investigaciones realizadas.

Para la confección del informe se utiliza como fuente la base de datos de literatura científica SCOPUS, que cuenta con más de 49.000.000 publicaciones que incluyen revistas y similares, a las que se suman todos los años aproximadamente 2.000.000 nuevas publicaciones. Las revistas incluidas son aquellas que se ajustan a normas determinadas de calidad académicas.

En nuestro país, la Biblioteca Electrónica de Ciencia y Tecnología suministra acceso a través de Internet a los textos completos de libros y artículos de publicaciones periódicas científicas y tecnológicas, bases de datos referenciales, resúmenes de documentos y otras informaciones bibliográficas, nacionales e internacionales en las diversas áreas del conocimiento que son de interés para el sistema de Ciencia y Tecnología.

La biblioteca funciona en el marco de la Secretaría de Articulación Científico Tecnológica y surgió para satisfacer las necesidades de información de la comunidad científica argentina.  Su finalidad es brindar acceso, a través de Internet, a artículos completos de publicaciones periódicas científicas y tecnológicas, bases de datos referenciales, resúmenes y demás información bibliográfica nacional e internacional de interés para los integrantes del sistema Nacional de Ciencia y Tecnología. A través del portal los investigadores tienen acceso, desde los establecimientos habilitados, a los artículos completos de más de 11.000 títulos de revistas científico-técnicas y más de 9.000 libros.

Fuente: CONICET / Lunes 24 de Junio de 2013


Deja un comentario

Reconocimientos para la ciencia argentina

El Dr. Lino Barañao y el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva fueron distinguidos con los Premios Konex. Además, se eligió a tres investigadores argentinos como miembros de la Academia Nacional de Ciencias de los Estados Unidos.

El ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva, Dr. Lino Barañao recibió de la Fundación Konex una mención especial por su trayectoria, en reconocimiento a su desempeño en el campo de la ciencia. Asimismo, la creación de la cartera nacional de Ciencia fue destacada por los Premios Konex 2013 como uno de los hechos sobresalientes de la década.

En la edición 2013 de los mencionados premios, que distinguen a las personalidades e instituciones más valiosas que forjan la cultura de la Nación, el ministro Barañao fue reconocido por su destacada labor en la promoción del desarrollo del conocimiento científico, incorporando la ciencia y la tecnología al servicio del desarrollo económico y social del país.

Además, el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva también fue distinguido por el mismo certamen. Creado en diciembre de 2007 por la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, es el primer ministerio en Latinoamérica que contempla a la innovación productiva asociada a la ciencia y a la tecnología. A partir de su creación, al financiamiento de todas las disciplinas científicas se sumaron acciones tendientes a diversificar la matriz productiva del país y solucionar los problemas sociales. La ceremonia formal de entrega de premios se va a realizar en septiembre.

Por otra parte, la Academia Nacional de Ciencias de los Estados Unidos (NAS), una de las instituciones más prestigiosas del mundo, eligió por primera vez a tres investigadores argentinos y a un extranjero formado en nuestro país para incorporarlos entre sus nuevos miembros.

Se trata de Juan Martín Maldacena, físico y profesor de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales del Instituto de Estudios Avanzados de la Universidad de Princeton, New Jersey; Eduardo Fradkin, profesor del departamento de Física de la Universidad de Illinois, Urbana-Champaign; el biólogo Jorge Dubcovsky, investigador del Instituto Médico Howard Hughes y de la Universidad Fundación Gordon y Betty Moore, Palo Alto, California; y Eduardo De Robertis, bioquímico, nacido en Boston e investigador del Instituto Médico Howard Hughes y profesor de química biológica de la Escuela de Medicina de la Universidad de California, Los Ángeles.

Creada en marzo de 1863 por el presidente Abraham Lincoln, la NAS ha promovido la ciencia a través de la selección de destacados miembros de la comunidad científica a nivel mundial. En el 150 aniversario, esta academia anunció la elección de 84 nuevos miembros y 21 asociados extranjeros de 14 países, entre los que se encuentran los cuatro investigadores formados en la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la Universidad de Buenos Aires. La membresía es considerada uno de los más altos honores que un científico puede recibir.

Fuente: Noticias Mincyt / Martes 7 de Mayo de 2013


Deja un comentario

Reconocimiento a la excelencia

Cuatro argentinos entran a la Academia de Ciencias de EE.UU. Se formaron en la UBA y luego emigraron.

 por Florencia Ballarino

Jorge Dubcovsky, Eduardo Fradkin, Juan Maldacena y Eduardo De Robertis. Cuatro investigadores argentinos fueron incorporados como nuevos miembros de la Academia Nacional de Ciencias de los Estados Unidos, una de las instituciones más prestigiosas del mundo y que este año conmemora su 150º aniversario.

Ellos son: los físicos Juan Martín Maldacena y Eduardo Fradkin, el biólogo Jorge Dubcovsky y el bioquímico Eduardo De Robertis. Estos científicos fueron escogidos por su pares en reconocimiento “a sus distinguidos y continuos logros en investigaciones originales”.

Se trata de la primera vez que se eligen cuatro científicos que se formaron en la Argentina y luego emigraron a EE.UU. como miembros activos de la Academia. Con anterioridad, la institución había incorporado a otros seis investigadores del país como asociados extranjeros: Armando Parodi, Francisco de la Cruz, Alberto Frasch, Sandra Díaz, Víctor Ramos y Alberto Kornblihtt.

Me llamaron por teléfono a las seis de la mañana para informarme del nombramiento. Para mí es un honor formar parte de la Academia”, contó Juan Maldacena por mail a PERFIL desde Princeton, donde trabaja como profesor en el Instituto de Estudios Avanzados. Maldacena es uno de los científicos más reconocidos en el mundo por su contribución al progreso de la física a partir de la teoría de las cuerdas, según la cual las partículas no son pensadas como puntos sino como cuerdas muy pequeñas que oscilan de forma diferente. El científico nació en Buenos Aires en 1968 y tras cursar la secundaria en el Liceo Militar General San Martín inició sus estudios superiores en la UBA. Luego continuó en el Instituto Balseiro de Bariloche, donde obtuvo su licenciatura en Física. El año pasado, recibió el premio Yuri Milner, dotado de US$ 3 millones.

Otro de los físicos premiados fue el argentino Eduardo Fradkin, profesor del Departamento de Física de la Universidad de Illinois, en EE.UU. Fradkin se recibió de licenciado en Física en la UBA en 1973 y más tarde hizo su doctorado en la Universidad de Stanford, en California. Sus aportes principales corresponden al campo de la física de la materia condensada. “En este momento mi trabajo se concentra en dos problemas centrales: la teoría de los estados topológicos de la materia y la teoría de los superconductores de alta temperatura”, le resumió a PERFIL. Para el físico teórico, el premio es un gran reconocimiento por parte de la comunidad científica: “El hecho que cuatro científicos argentinos, todos formados en la universidad pública fuéramos elegidos es testimonio de la calidad de la educación que recibimos”.

Además de Maldacena y Fradkin, la Academia también eligió como miembro al genetista Jorge Dubcovsky, profesor del Departamento de Ciencias Vegetales de la Universidad de California. “El premio es un reconocimiento importante al trabajo de muchos años. Me abre puertas para influir en consultas que el gobierno de EE.UU. hace a los científicos sobre agricultura e inversión en ciencia”, le dijo a PERFIL. El científico realizó una valiosa contribución al mejoramiento genético del trigo, basado en el uso de herramientas tecnológicas de ultima generación. “Mi laboratorio se dedica a identificar los genes que regulan la floración del trigo y la madurez del grano”, contó. Dubcovsky estudió en la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la UBA, donde obtuvo su título de licenciado en Ciencias Biológicas en 1984. En la década del 90 emigró a EE.UU. Sin embargo, mantiene un estrecho vínculo con la Argentina, ya que colabora con el INTA en el programa de trigo en Marcos Juárez, Córdoba, y tiene a su cargo cuatro estudiantes de doctorado.

El último investigador premiado es un argentino “por adopción”. Eduardo De Robertis (h) nació en Boston, EE.UU., mientras su padre –el reconocido médico y biólogo argentino del mismo nombre– estudiada en el MIT. Luego, se recibió de médico en Uruguay e hizo su doctorado en química en el Instituto Leloir, de Buenos Aires. De Robertis trabaja en la Universidad de California ejerciendo la docencia en el Departamento de Química Biológica. “Junto a mi equipo logramos aislar una serie de genes que controlan cómo las células se comunican durante el desarrollo del embrión temprano”, explicó. La Academia eligió este año a 84 nuevos investigadores, que suman un total de 2.179 miembros. Entre ellos hay más de 200 Premio Nobel.  El nombramiento es “uno de los honores más grandes que un científico puede recibir”.

Fuente: Perfil / Sábado 4 de Mayo de 2013


Deja un comentario

Argentina ocupa el puesto 31º en el mundo, por su desarrollo científico

Sólo Brasil está por arriba de nuestro país en América latina. Se tomaron en cuenta diferentes parámetros de desarrollo a nivel global y regional.

El pasado 10 de abril, el país conmemoró el nacimiento del doctor Bernardo Houssay (1887-1971), creador del Conicet y primer Nobel de América latina. Su trayectoria marcó el desarrollo de la ciencia en nuestro país.

La celebración del día del investigador científico constituye un reconocimiento a quienes hacen de la actividad científica su elección de vida y, contribuyen al bienestar general.

La ciencia y la tecnología ocupan un lugar preponderante en las actuales políticas nacionales, ya que son un factor fundamental para el crecimiento económico, generando en interacción con el sector productivo importantes innovaciones que contribuyen al desarrollo sustentable.

En ese sentido, de acuerdo con el reporte “Estado de la Ciencia en el Mundo” (State of the World’s Science), publicado por la revista especializada Scientific American, del grupo Nature, el país ocupa el puesto 31 entre las 40 naciones con mejor desarrollo científico tomando en cuenta la cantidad de publicaciones científicas en las más importantes revistas con revisión por pares. El documento además analiza el número de patentes presentadas, el porcentaje de PBI destinado a investigación y desarrollo y los títulos de grado y posgrado otorgados. Brasil, en el puesto 24, es el único país de América latina ubicado por encima de Argentina.

Según el ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva, Lino Barañao: “Este dato muestra el éxito de las políticas que se vienen implementando desde el año 2003 hasta la fecha para recuperar y promover la ciencia argentina”, y agregó: “Creemos que es un dato transitorio y que va a ser superado, dado que la tendencia es creciente en materia de calidad y número de publicaciones ya que un mayor número de investigadores está siendo incorporado al sistema, la proporción y la contribución a la ciencia mundial por parte de Argentina se verá incrementada”.

El mismo informe incluye una descripción de la presencia de científicos extranjeros en otras naciones denominado “Ciencia en Movimiento”. De este análisis se destaca, por ejemplo, que el 13% de los investigadores en España son argentinos, número que asciende a 16% en Brasil.

Asistieron además al evento el Ministro de Trabajo, Empleo y Seguridad Social, Dr. Carlos Tomada; la Ministra de Industria, Débora Giorgi; y el presidente de UIA, José Ignacio de Mendiguren.

Fuente: La Mañana de Córdoba / Jueves 11 de Abril de 2013