noticiastectv

El día a día de la Ciencia


Deja un comentario

Mendoza apuesta al uso de energía eólica

El INTI junto a instituciones locales instaló una estación meteorológica en el paraje La Jaula, ubicado en el departamento de San Carlos, para efectuar las primeras mediciones que permitan el emplazamiento de aerogeneradores de baja potencia. Una escuela rural está entre los principales beneficiarios.

El departamento de San Carlos será el primero de la provincia en contar con un sistema eólico de baja potencia. El Centro INTI-Mendoza, la Dirección de Energía de la provincia y la Universidad Nacional de Cuyo concretaron la primera etapa de un proyecto para la instalación de aerogeneradores. Esta fase consistió en el montaje de una estación meteorológica en La Jaula, un paraje de la localidad de Pareditas, que se encuentra a unos 150 km de la ciudad de San Carlos.

Tras un convenio firmado entre el INTI, el Gobierno de Mendoza y la Universidad Nacional de Cuyo, el proyecto comenzó con el montaje de la estación meteorológica, y seguirá con la evaluación del recurso eólico en la zona, para culminar con la instalación de los aerogeneradores de baja potencia de acuerdo con los resultados obtenidos en el estudio preliminar. La primera etapa del proyecto contó además con la colaboración del Centro Regional de Energía Eólica (CREE) de la provincia de Chubut.

El montaje de la estación permitió dar inicio a la campaña de mediciones de parámetros meteorológicos: velocidad de viento a 30 y 10 m; dirección de viento a 10 m, presión y temperatura. Se prevé comenzar en siete meses con la segunda etapa y finalizar el proyecto en mayo de 2014.

Esta iniciativa es liderada por la Dirección de Energía de la provincia y la Universidad Nacional de Cuyo, quienes buscaron la asistencia técnica del INTI, y solicitaron el financiamiento de Wisions of Sustainability, una organización internacional que apoya la implementación de proyectos de energía sustentable innovadores (www.wisions.net).

Una escuela albergue, epicentro del proyecto

La sede principal del proyecto es la escuela albergue Yapeyú N° 8 – 593 y sus puestos aledaños, donde viven aproximadamente 45 personas durante 20 días al mes. En la actualidad, la escuela abastece a los puesteros cercanos, que habitan en unas 10 casas, algunos de los cuales también poseen paneles solares instalados por la Dirección de Energía el año pasado, a través de un grupo electrógeno diesel de 36 KW. Además cuenta con un pequeño sistema de paneles fotovoltaicos y un zeppelin de gas que complementan las necesidades de energía del lugar. El equipo diesel funciona de cuatro a cinco horas al día a partir de las últimas horas de la tarde.

De esta manera, La Jaula se convertiría en la primera localidad de montaña de la provincia en contar con un sistema de energía híbrido, ya que se prevé complementar el equipo electrógeno con aerogeneradores de baja potencia.

Los datos obtenidos por el INTI permitirán identificar zonas aisladas de la provincia con potencialidad eólica, en donde se pueda replicar este tipo de propuestas, posibilitando el acceso a nuevas formas de abastecimiento energético.

Fuente: INTI / Lunes 24 de Junio de 2013

Anuncios


Deja un comentario

Nueva herramienta para mejorar la evaluación de la biomasa y las reservas forestales de carbono

Una buena información sobre los bosques es necesaria para abordar el cambio climático y desarrollar estrategias para la bionenergía.

Una nueva plataforma en Internet lanzada por la FAO permitirá a los países mejorar la evaluación del volumen y la biomasa forestales y las reservas de carbono. Esta información es fundamental para la investigación y mitigación del cambio climático y actividades como aumentar las reservas de carbono en los bosques a través de la reforestación y el desarrollo de la bioenergía.

El nuevo GlobAllomeTree, desarrollado conjuntamente por la FAO, el Centro francés de Investigación CIRAD y la Universidad italiana de Tuscia, es una plataforma internacional en Internet creada para ayudar a los diseñadores de proyectos sobre el cambio climático, investigadores, científicos y técnicos forestales a calcular la biomasa forestal y el carbono de los bosques. Estos datos ayudarán a los responsables de las políticas nacionales a tomar decisiones informadas en sus estrategias respecto al cambio climático y la bioenergía.

“Es la primera vez que los países tienen acceso a una extensa base de datos de modelos de árboles utilizados para evaluar los recursos forestales en todo el mundo. Así pueden tener una idea clara de la capacidad de sus bosques para almacenar carbono”, aseguró el Oficial Forestal de la FAO Matieu Henry.

Fácil acceso y utilización

La herramienta permite a los usuarios evaluar el volumen del tronco, la biomasa del árbol y las reservas de carbono a partir de características de los árboles tales como el diámetro del tronco, la altura y el peso específico de madera, para varios tipos de árboles y zonas ecológicas.

El acceso a la herramienta es gratuito y los usuarios también pueden desarrollar y presentar sus propios modelos de cálculo.

En este momento la herramienta incluye 61 especies de árboles en 7 zonas ecológicas diferentes en Europa, 263 especies de árboles en 16 zonas ecológicas de Norteamérica y 324 especies en 9 zonas ecológicas en África. Las herramientas de cálculo para Asia meridional, Sudeste asiático, Centroamérica y Sudamérica están a punto de ser terminadas y subidas a la plataforma.

Calcular el carbono forestal para REDD +

Esta nueva plataforma será especialmente útil en el contexto de las actividades de REDD + (reducir las emisiones de gases de efecto invernadero derivadas de la deforestación y la degradación del bosque e incrementar las reservas de carbono en los bosques), en las que los gobiernos necesitarán una evaluación más precisa de las reservas de carbono en los bosques y los cambios en las mismas.

En este contexto, algunos países ya han avanzado en sus enfoques para la vigilancia forestal para REDD + mediante el uso de modelos de cálculo de los árboles. Por ejemplo, las instituciones nacionales en Vietnam -apoyadas por el Programa Nacional de ONU-REDD- han llevado a cabo mediciones de campo para desarrollar nuevos modelos de cálculo en diferentes tipos de bosques en todo el país. Indonesia ha elaborado y adoptado un estándar nacional para el desarrollo de bases de datos de los árboles, y en México, las autoridades forestales nacionales han desarrollado una base de datos nacional y nuevas herramientas de cálculo.

Estos esfuerzos ayudarán a los países a obtener datos más precisos sobre el estado de los recursos forestales y las reservas forestales de carbono –y sus posibles cambios– y apoyar la implementación de políticas forestales nacionales e internacionales.

Fuente: FAO / Viernes 28 de Junio de 2013


Deja un comentario

Una salteña presentó el mejor trabajo sobre energía renovable

Sobresaliente investigación realizada por científicas de la UNSa. La propuesta de Silvina Manrique fue elegida como la mejor entre 40 presentadas por acádemicos de América Latina.

Silvina Manrique (35), madre de un varón de 9 años y una nena de 5, obtuvo el primer premio en el Concurso Latinoamericano de Monografías de Postgrados sobre Energías Renovables y Eficiencia Energética Ecológicas. Su trabajo “Oportunidades y limitaciones de sistemas bioenergéticos, a partir de recursos del norte argentino, en un marco de sustentabilidad: estudio, propuestas y evaluación”, fue uno de los cuatro preseleccionados por el Instituto para el desenvolvimiento de energías alternativas (IDEAL) en América Latina, de entre 40 que se presentaron, provenientes de Paraguay, Uruguay, Brasil y Argentina.

De esos cuatro preseleccionados, solo uno iba a resultar elegido y ese fue el de Silvina Manrique.

Los investigadores tuvieron que defender su trabajo ante un jurado internacional reunido en la sede de IDEAL, en Florianópolis, estado de Santa Catarina, Brasil.

La doctora en Física Judith Franco, también investigadora de la Universidad Nacional de Salta fue la profesora orientadora en la investigación.

La pasión por la investigación

Silvina es ingeniera en Recursos Naturales, doctora en Ciencias con Orientación en Energías Renovables de la Universidad Nacional de Salta (UNSa), miembro del Instituto de Investigaciones en Energía no Convencionales (INENCO) y del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET). En tanto, su orientadora, Judith Franco es doctora en Física e investigadora adjunta del CONICET, de larga trayectoria y cuenta con numerosos artículos científicos publicados.

La profesional ganadora del certamen, se dedica a la biomasa (conjunto de materiales de origen orgánico no fosilizado) que puede ser utilizada como fuente de energía renovable, contribuyendo a la sustitución parcial de combustibles fósiles.

En conversación con El Tribuno, Silvina Manrique contó el derrotero de la investigación que le llevó casi cinco años de un intenso trabajo de campo, en el que incluso, además del calor, el frío, la humedad, lluvias, etc. tuvo que hacer frente a la fauna autóctona cuando debió matar una yarará con un machete antes de que le saltara a la rodilla o sacarse las garrapatas después de cada viaje, entre otras cosas.

“En un principio, más que estudiar un recurso puntual me interesaba analizar las potencialidades de un territorio. Y como estamos inmersos en el Valle de Lerma, que concentra más del 80% de la población de la provincia, decidí buscar allí sistemas alternativos de generación de energía. De partida no existía información sobre qué recursos había y qué potencialidades tenían. Por lo tanto comenzamos con un trabajo exploratorio recorriendo la zona, conversando con la gente, realizando talleres, haciendo encuestas con empresarios y autoridades de gobierno, e interconsultas con expertos internacionales. Se hizo un mapeo de la zona, de sus recursos y después se hizo un muestreo en terreno”, dijo Silvina.

Esfuerzo y compromiso

“El trabajo lo desarrollé con mucho esfuerzo y con la colaboración de estudiantes de la carrera de Ingeniería en Recursos Naturales que se adscribieron al proyecto. Sin su concurso, habría sido imposible. En cada viaje hay que ir con la mayor cantidad de personas, 5 o 6, para poderlo aprovechar porque es muy costoso y hay que movilizar muchos recursos. La cantidad de días que nos quedábamos dependía del lugar, de la distancia, de la época y del tipo de muestreo que se estuviera haciendo”, dijo Silvina a El Tribuno.

“Para esto contamos con diferentes proyectos provenientes del Consejo de investigación de la UNSa y otros más, pero mucho a pulmón. También tuvimos colaboración del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), en el convenio marco que tiene con la universidad”, afirmó Judith Franco.

Cuidar el medio ambiente

“Uno de los principales motivos por los cuales se promociona la energía alternativa es porque tenemos una matriz energética 90% petróleo, carbón y gas, básicamente, que no solo tienen pronosticado un horizonte limitado de reserva, sino que, además, son altamente impactantes en el medio. Por eso se buscan nuevas alternativas renovables y que reduzcan el efecto invernadero. La biomasa se considera neutra en emisiones de carbono y por lo tanto si uno sustituye una fracción de algún combustible por ésta, de la naturaleza que sea, se reduce una fracción de contaminación”, puntualizó la investigadora.

El Valle de Lerma y sus recursos

“En cuanto a los recursos energéticos en el Valle de Lerma -añadió- tenemos la biomasa leñosa generada anualmente desde los ecosistemas locales. Es urgente, en este caso, tener un plan de manejo y forestación porque cada vez hay menos bosques y el uso es intensivo, sobre todo en las estufas de tabaco. Otro recurso es la utilización de residuos sólidos urbanos del Valle de Lerma que se encuentran dispersos y sin tratamientos. Hay un proyecto a nivel provincial de depósito en un lugar central de la zona, diseñado técnicamente para que a posteriori se pueda extraer biogás, pero esto todavía está en la etapa de planificación. El biogás se puede usar para alumbrado o para otros fines muy puntuales. Si bien no es mucho el potencial energético, sí es muy importante desde el punto de vista de la solución al problema de la contaminación que genera la basura. Otro recurso son los residuos agrícolas que quedan, sobre todo el que tiene que ver con el tabaco Virginia o ajíes, que también pueden transformase en energía”, aseveró la ingeniera Manrique.

Los costos

No es mucha la inversión que necesitamos para generar este tipo de energía. Todo depende de la escala en que se quiere implementar. Pero no hay que pensar en megaemprendimientos porque hay que garantizar la cantidad de recursos para sostenerlo. Hay que tener en cuenta que una de las restricciones que tiene el aprovechamiento de la biomasa es que necesita una logística de almacenamiento ya que tiene menor potencial de energía por unidad, en relación al petróleo o el carbón. También son diferentes las aplicaciones que se pueden hacer, por ejemplo para generación de calor, gas o electricidad. Si se quiere generar biocombustibles, para carburantes (motores) en ese caso hay que utilizar una tecnología más sofisticada y otra estructura”, expresó Manrique.

Fuente: El Tribuno de Salta / Sábado 08 de Junio de 2013


Deja un comentario

500 vacunos, para generar biogás y biofertilizantes

Un joven emprendimiento incubado en la FAUBA finaliza la obra de un biodigestor de alta capacidad en Carlos Tejedor, que generará energía y fertilizantes a partir de los desechos de animales y servirá para vender excedentes a la red eléctrica local.

por Juan Manuel Repetto

Pese a ser un emprendimiento muy joven, incubado en la Facultad de Agronomía de la UBA (FAUBA), Biogás Argentina ya está realizando proyectos de gran escala, con la construcción de una planta para producir biogas y biofertilizante, y comercializar energía. Mientras finaliza la obra, sus integrantes esperan los resultados de la línea de financiamiento EBT EMPRETECNO, presentada con el apoyo del Programa UBA Emprende, para montar un laboratorio y seguir creciendo.

Actualmente, Ezequiel Weibel y Martín Pinos, responsables de Biogás Argentina, trabajan en un campo de 280 hectáreas ubicado en Carlos Tejedor, provincia de Buenos Aires, donde se produce sorgo y maíz para abastecer a un rodeo vacuno de 1000 cabezas. Allí, en los próximos dos meses esperan terminar la construcción de un reactor anaeróbico (con una capacidad de 500 m³) y una platea de hormigón para los corrales donde se alimentan 500 novillos pesados.

Weibel señaló que “el objetivo es producir biofertilizante y biogás a partir del estiércol vacuno y el silo de sorgo y maíz. Y, a mediano plazo, vender el excedente a la red de energía eléctrica“. Según afirmó, los beneficios inciden sobre la economía y la ecología del campo: “Por un lado, creamos dos unidades de negocio, con la venta de energía y del biofertilizante. Además, la aplicación de biofertilizante aumenta de la calidad de los suelos y el uso de la bosta con el biodigestor permite disminuir el impacto ambiental que se genera en los corrales (un factor destacado porque la explotación está ubicada a sólo 2,5 kilómetros del pueblo)“.

Pinos agregó: “Al realizar una enmienda orgánica con el biofertilizante producido en el biodigestor, aumentará la receptividad del campo y, a largo plazo, se podría llegar a prescindir de la fertilización convencional. A su vez, es una oportunidad de negocio para la venta del excedente del biofertilizante producido y de energía eléctrica a la red. Por lo tanto el productor aumentaría la rentabilidad del campo, sin crecer en escala“.

Hace unos tres meses que están viviendo en mi campo, supervisando y realizando las tareas a la par de la empresa constructora y mirando cada detalle para que las cosas salgan bien“, dijo Luis Antonio Urdangarin, dueño del establecimiento, quien conoció a Weibel y Pinos en la edición 2012 de EXPOAGRO, cuando Biogás Argentina expuso sus novedades en el stand de la FAUBA, junto a otros emprendimientos de IncUBAgro e Incubacen, las incubadoras de empresas de base tecnológica de las facultades de Agronomía y Exactas de la UBA, respectivamente.

Weibel explicó que si bien esta tecnología es aplicable en el campo y en la industria (en frigoríficos o industrias lecheras, por ejemplo), cada explotación requiere un biodigestor diferente, pensado y concebido para ese establecimiento en particular. “Por el momento es para innovadores, para productores que ven una oportunidad en problemas como la falta de energía eléctrica, la disminución del rendimiento de los cultivos o contaminación ambiental. Con el tiempo la tecnología se irá masificando“.

En 2013, Weibel y Pinos se presentaron al Empretecno – EBT, y esperan contar con esta línea de financiamiento de la Agencia Nacional de Promoción Científica y Tecnológica, instrumentada a través del Fondo Argentino Sectorial (FONARSEC), para constituirse formalmente como un empresa referente en la construcción de biodigestores, montar una oficina y un laboratorio. Esta herramienta entrega hasta 2,5 millones de pesos, no reintegrables.

Estamos orgullosos de ser uno de los emprendimientos seleccionados por UBA Emprende, INCUBAGRO e INCUBACEN para la presentación. Ellos nos están asesorando en diversas líneas de financiamiento y en la formulación del proyecto y nos facilitan herramientas para sacar el proyecto adelante y constituir nuestra empresa. Gracias a estas instituciones no pudimos lanzar al mercado“, aseguraron.

Por su parte, Urdangarin sostuvo que, a la hora de evaluar los potenciales proveedores para realizar la construcción de la planta en su campo, privilegió la elección de una empresa joven, porque se trata de una tecnología nueva, con poca historia en el país. Y también se inclinó por un proyecto originado en la UBA: “Me merece mucho respeto como institución educativa y como generadora de proyectos innovadores. Estimo que lo mejor es llevar adelante el proyecto con gente seria que este comprometida con el proyecto y creo que no me equivoque con la elección“, finalizó.

Fuente: Agronomía informa / Miércoles 22 de Mayo de 2013


Deja un comentario

Argentina desarrolló tecnología nuclear en estos últimos años

El vicepresidente de la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA), Mauricio Bisauta, aseguró que el respaldo dado por el Gobierno nacional al desarrollo de tecnología nuclear, permitió el resurgimiento de este sector en el país.

Hoy podemos hablar del resurgimiento del sector gracias al respaldo de este gobierno dio a la tecnología nuclear, que es único en la historia“, afirmó en una presentación que realizó en la Facultad Regional de Avellaneda.

Atucha II, el enriquecimiento de uranio, el RA10, el CAREM, la medicina nuclear, la investigación y las políticas de integración regional, demuestran los beneficios de apostar por la tecnología nacional“, remarcó.

En la charla-debate en el marco de la Cátedra Abierta de Energía que organizó la Universidad Tecnológica Nacional en Avellaneda, se abordaron diversos temas relacionados con la seguridad nuclear, el funcionamiento de una Central y producción de energía; y el desarrollo del Plan Nuclear Argentino.

Allí el vicepresidente de la CNEA destacó que “lo que está en juego cuando hablamos de autonomía tecnológica en realidad es la soberanía, la independencia“.

Señaló además que la energía “es la fuerza vital de las sociedades modernas, pues de ella dependen desde la iluminación y la refrigeración de nuestras casas hasta el transporte de personas y mercancías; así como la obtención de alimentos, su preparación, y el funcionamiento de las fábricas“.

Explicó que “para hablar de este recurso es necesario ver una vez más esa famosa imagen del mapa mundial de noche. Europa y Estados Unidos consumen más de la mitad de los recursos energéticos del mundo, mientras que América Latina apenas el 5 por ciento“. Por esa razón, exhortó a “fortalecer nuestras capacidades tecnológicas, y es por eso que muchos se preocupan cuando los países en desarrollo, como nosotros, comienzan a hacerlo“.

Por último, invitó a los estudiantes a “interiorizarse de los proyectos tecnológicos que se llevan adelante en la Argentina“.

Fuente: Télam / Viernes 17 de Mayo de 2013


Deja un comentario

Consorcio de Misiones trabaja en un proyecto de conversión de biomasa forestal para energía térmica

Lo destacó la doctora Ruth Ladenheim, secretaria de Planeamiento y Políticas en Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva del Ministerio de Ciencia y Tecnología de la Nación, quien vino a Posadas para participar de las Jornadas de Ciencia y Técnica que se realizan en la Universidad Nacional de Misiones. En la jornada de este jueves explicó los alcances del Plan Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación “Argentina Innovadora 2020”.

Dijo que el Plan establece financiamientos a proyectos pero no lo pensaron como montos por región sino como montos por instrumentos de financiamiento. “Esa es la forma de desarrollarse. Nuestro plan no es un plan que dé grandes números porque nos parece que puede quedare en el abstracto. Sí podemos decir que en los fondos sectoriales los fondos que estamos poniendo a disposición de los proyectos son montos inéditos en el país“, apuntó. Los rangos van de 2 a 10 millones de dólares por proyecto.

Según la funcionaria, de esta manera se podría lograr un impacto importante. “Significa que para biorrefinería o fitomedicina estamos hablando de esos montos, son rangos que van de 2 a 10 millones de dólares“, reiteró.

Pensamos que de esa manera podemos incidir en el desarrollo de la región. Este tipo de proyectos no son de investigación, sino de desarrollo. Es decir, buscamos partir del resultado de la investigación, aplicar este financiamento y de esta manera también traccionar la inversión privada“, observó la secretaria de Planeamiento y Políticas en Ciencias.

Enfatizó que de este modo, el sector privado colabora en conjunto con el sector público, con el desarrollo de la región y colabora también con el propio interés del sector privado “porque sin duda que a partir del conocimiento se logra mayor competitividad, eso es lo que se busca“.

Agregó, además, que algunas convocatorias ya están abiertas.

Destacó en este sentido que un consorcio de Misiones ganó el financiamiento que es conformado por la Facultad de Ciencias Forestales con tres empresas forestales de la región (Pindó, Guayrá y Anahí). Esta convocatoria fue el aprovechamiento de biomasa para energía eléctrica, térmica y mecánica. Se consorciaron y desarrollaron un proyecto para la conversión de biomasa forestal en energía térmica y eléctrica.

Es un hecho muy interesante porque esto puede ser ilustrativo para que nuevos consorcios se conformen para otros proyectos en la región“, resaltó.

Fuente: Portales de Internet Noticias del 6 / Misiones / Jueves 16 de Mayo de 2013


Deja un comentario

Eficiencia energética y energías renovables

El INTI sigue impulsando el uso energético eficiente y la aplicación de energías renovables de manera estratégica. Para ello, se realizó una reunión multidisciplinaria que tuvo lugar el miércoles 15 de mayo en Buenos Aires, donde participaron representantes de todo el país. En ese marco, se presentaron dos proyectos que tienen como fin profundizar acciones en ambas temáticas.

Durante la reunión realizada en el Parque Tecnológico Migueletes, en la localidad de San Martín, la licenciada Marta D´Orio, responsable de Planificación y Evaluación, resaltó la importancia del trabajo en equipo entre las diferentes áreas del Instituto: “Es necesario que todos los sectores que tienen conocimiento sobre determinados temas aporten soluciones a las demandas tecnológicas, que trabajen en conjunto para lograr una visión prospectiva”.

Vicente Volantino, miembro del Centro INTI-Construcciones, fue el encargado de presentar el Proyecto GEF sobre Eficiencia Energética y Energía Renovable en la Vivienda Social, cuyo objetivo consiste en establecer lineamientos para la construcción de viviendas sociales con tecnologías aplicadas hacia el uso eficiente y sustentable de las energías. De esa forma, se apunta a disminuir la demanda energética por parte del sector residencial y, además, reducir las emisiones de gas invernadero.

La iniciativa implica el diseño y la construcción de 128 viviendas sociales con pautas de energías renovables y eficiencia energética, distribuidas en ocho áreas urbanas. Como criterio de selección de los barrios, se tuvo en cuenta la representación de las distintas zonas bioclimáticas del país: Barrio Nueva Formosa (Formosa), Rosario de Lerma (Salta), Tafí Viejo (Tucumán), San Martín (Mendoza), Almirante Brown (Buenos Aires), Rawson (Chubut), Comodoro Rivadavia (Chubut) y Ushuaia (Tierra del Fuego).

Además de las viviendas demostrativas, el plan incluye la participación de  640 viviendas tradicionales ya construidas por planes sociales, como casos testigos de referencia.

El INTI estará a cargo del monitoreo y de la evaluación de los proyectos pilotos y de las viviendas de referencia con el objetivo de evaluar su comportamiento térmico y energético. Además, contempla la creación de un marco regulativo nacional de referencia para la construcción de casas que utilicen dichas tecnologías.

El director del Centro INTI–Energía, Mario Ogara, recordó que, en términos de eficiencia energética en el país: “La matriz energética nacional es fuertemente dependiente del gas natural y del petróleo y esto condiciona nuestras acciones futuras. Los sectores de transporte, industrial y residencial comercial y público se llevan un tercio de todo el consumo energético del país”, explicó y consideró que cada uno de los sectores posee un potencial de ahorro de energía extraordinario. “A partir de un análisis que llevó adelante la Secretaría de Energía, se demuestra que con nulas inversiones y simplemente con buenas prácticas, en la industria puede haber un ahorro del 6% en electricidad y de hasta un 15% en combustibles”, aseguró.

Sobre el final de la exposición indicó: “El 90% de la energía que consume el país proviene de fuentes convencionales. Tenemos un gran gasto en la importación de combustibles y energía eléctrica del orden de 12 mil millones de dólares, no nos podemos dar el lujo de no hacer eficiencia energética”.

El encuentro, que tuvo permanente contacto vía teleconferencia con los centros Neuquén, Mendoza y Córdoba  -desde este último participó el gerente general Julio Villamonte- culminó con la conformación de siete mesas de trabajo: uso racional de la energía en “edificios”, “transporte” e “industria”, “redes de transmisión y distribución de la energía eléctrica”, “solar”, “eólica” y “biomasa”.

En ellas participarán especialistas de diferentes centros de investigación del INTI para abordar un plan que promueva acciones destinadas a maximizar la eficiencia energética en las áreas residencial, industrial, en las redes de transmisión y distribución de energía eléctrica y en el transporte.

Fuente: INTI / Jueves 16 de Mayo de 2013