noticiastectv

El día a día de la Ciencia


Deja un comentario

Premio Mercosur en Ciencia y Tecnología

Bajo el lema “Educación para la ciencia”, se convoca a estudiantes e investigadores.

La Reunión Especializada de Ciencia y Tecnología del MERCOSUR (RECyT), en cooperación con la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), el Consejo Nacional de Desarrollo Científico y Tecnológico (CNPq/Brasil) y el Movimiento Brasil Competitivo (MBC), y con el apoyo institucional del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación de Brasil (MCTI/Brasil), del Observatorio Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación de Venezuela (ONCTI/Venezuela) y de la Confederación Nacional de la Industria (CNI/Brasil), invita a estudiantes e investigadores para concursar al Premio MERCOSUR de Ciencia y Tecnología – Edición 2013, cuyo tema es “Educación para la ciencia”. Los candidatos podrán inscribirse en una de las siguientes categorías: “Iniciación Científica”, “Estudiante Universitario”, “Joven Investigador” e “Integración”. Los trabajos deben ser enviados a la UNESCO, hasta 19 de agosto de 2013, a través de este sitio.

Objetivos

  • Reconocer y premiar los mejores trabajos de estudiantes, jóvenes investigadores y equipos de investigación, que representen una potencial contribución para el desarrollo científico y tecnológico de los países miembros y asociados al MERCOSUR.
  • Incentivar la realización de investigación científica, tecnológica y la innovación en el MERCOSUR.
  • Contribuir para el proceso de integración regional entre los países miembros y asociados al MERCOSUR, mediante el incremento en la difusión de las realizaciones y de los avances en el campo del desarrollo científico y tecnológico en el MERCOSUR.

El lanzamiento del Premio es simultáneo en los países miembros y asociados al MERCOSUR (Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, Paraguay, Perú, Uruguay y Venezuela) y el reglamento se aplica igualmente a todos esos países.

Para la edición 2013, el tema elegido es “Educación para la ciencia”. Deberá ser abordado uno de los siguientes ejes relacionados al tema.

Eje 1. La educación científica dirigida a la educación secundaria:

  • Metodologías de enseñanza de las ciencias (educación secundaria y superior);
  • Enfoques innovadores para la ingeniería de software para la enseñanza de las matemáticas;
  • Aplicaciones innovadoras de las redes sociales en medios escolares y de organizaciones;
  • Exploración de posibilidades innovadoras de los recursos de conferencia Web;
  • Formación inicial, continua y promoción del desarrollo profesional de los docentes del área de Ciencias;
  • Formación de docentes para la educación secundaria (licenciaturas);
  • Educación continua para los docentes en las nuevas metodologías de enseñanza y aprendizaje (“objetos virtuales”);
  • Modelos de enseñanza, metodologías y prácticas educativas, el rol de las clases prácticas y del laboratorio en la enseñanza de las ciencias;
  • Desarrollo de proyectos de investigación científica escolar en las diferentes áreas de conocimiento (Ciencias Naturales, Matemáticas y sus Tecnologías, Humanidades y sus Tecnologías, y Lenguajes, Códigos y sus Tecnologías);
  • Construcción y validación de herramientas para evaluación del aprendizaje y diagnóstico cognitivo y afectivo  en la enseñanza de las ciencias.

Eje 2. Alfabetización científica en el ambiente escolar del nivel primario:

  • Metodología de enseñanza de las ciencias a la educación primaria;
  • Innovaciones en los procesos de enseñanza y de aprendizaje en la enseñanza de las ciencias (formación de conceptos, metodologías y enfoques en enseñanza-aprendizaje);
  • Producción y apropiación de conocimiento, enseñanza y aprendizaje de las ciencias en el aula;
  • Análisis y desarrollo de programas de estudio innovadores en las ciencias para niveles y públicos específicos;
  • Didáctica, Currículo e Innovación Educacional en la Enseñanza de las Ciencias;
  • Estudios y experiencias para motivar a las niñas a seguir una carrera académica en las ciencias duras.

Categorías

El Premio está compuesto por las cuatro categorías indicadas abajo. Todos los candidatos al Premio deben estar vinculados al MERCOSUR, sea por la nacionalidad (nativos o por opción/naturalizados) o por estar domiciliado en los países miembros y asociados al MERCOSUR.

  • “Iniciación Científica” es una categoría individual o por equipos de estudiantes de educación secundaria, incluso de la modalidad de Educación de Jóvenes y Adultos, que tengan como máximo 21 años de edad. Los estudiantes, si desearen, pueden ser orientados por un profesor. Premio de US$ 2.000,00.
  • “Estudiante Universitario” es individual y dirigida a alumnos cursando estudios de educación superior (grado), sin límite de edad. Los estudiantes, si desearen, pueden ser orientados por un profesor. Premio de US$ 3.500,00.
  • “Joven Investigador” es individual y dirigida a investigadores graduados en cursos de nivel superior, que tengan como máximo 35 años. Premio de US$ 5.000,00.
  • “Integración” es dirigida a equipos de investigadores graduados en cursos de nivel superior, sin límite de edad. Cada equipo debe estar compuesto por al menos dos investigadores que estén domiciliados en países miembros o asociados al MERCOSUR. Asimismo, esos dos investigadores deben tener nacionalidades de países diferentes o deben estar naturalizados en países diferentes. Premio de US$ 10.000,00.

Los candidatos en una categoría no pueden concursar en otra categoría del mismo Premio. Los integrantes de un equipo no pueden presentarse como integrantes de otro equipo.

Los profesores pueden tanto orientar trabajos de alumnos, en las categorías Iniciación Científica y Estudiante Universitario, como concursar en la categoría Joven Investigador (individual) o Integración (equipo).

Para más informaciones sobre el Premio: premiomercosul@unesco.org.br

Fuente: Portal de Internet El Otro Mate / Jueves 18 de Julio de 2013


Deja un comentario

Premian a prestigiosos científicos argentinos

Se conocieron los ganadores del Premio Houssay para investigadores jóvenes, el Premio Houssay Trayectoria y, por primera vez, el Premio Jorge Sábato.

El Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva de la Nación, seleccionó a los ganadores del premio Houssay para investigadores menores de 45 años; del premio Houssay Trayectoria y, por primera vez, del premio Jorge Sábato para trasferencia y desarrollos tecnológicos. Los galardones fueron recibidos por nueve investigadores argentinos, cuatro corresponden al premio Houssay, cuatro al Houssay Trayectoria y uno al Jorge Sábato.

El físico Santiago Grigera, especializado en el estudio de la materia condensada, su composición, propiedades, naturaleza y mecanismos, tiene 41 años, desempeña sus actividades en La Plata y recibió este reconocimiento en el área de Física, Matemática y Ciencias de la Computación. Por su parte, la inmunóloga Mariana Maccioni, obtuvo el premio por su investigación sobre el rol de las proteínas denominadas receptores tipo Toll típicamente presentes en células del sistema inmunológico. Maccioni tiene 45 años, vive en la ciudad de Córdoba y fue premiada en el área de Ciencias Médicas.

Asimismo, el sociólogo Mario Pecheny, fue reconocido con el Premio Houssay en el área Ciencias Sociales. Este profesional se dedica a la investigación social en materia de política, sexualidad y salud. Tiene 44 años y reside en la ciudad de Buenos Aires. El último ganador es Omar Azzaroni, quien fue reconocido en el área Química, Bioquímica y Biología Molecular por sus estudios sobre materia blanda, es decir, sistemas que se comportan como si estuvieran en la frontera entre los líquidos y sólidos. Este investigador tiene 39 años, vive en La Plata y fue repatriado por la cartera de Ciencia en 2008.

Los ganadores de este certamen recibirán una medalla, un diploma y un premio de $25.000.

Por su parte, el Premio Houssay Trayectoria, destinado a mayores de 45 años, reconoció al matemático Ricardo Durán en el área Física Matemática y Ciencias de la Computación por sus trabajos en métodos numéricos de resolución de ecuaciones diferenciales. Por su parte, Ana Belén Elgoyhen, especialista en fisiología y genética de la audición a nivel básico y aplicado, obtuvo el premio en el área Ciencias Médicas. Asimismo, Hugo Maccioni, quien trabaja en las bases bioquímicas y celulares que regulan la calidad y cantidad de los glicolípidos de la superficie celular, obtuvo el reconocimiento en el área Química, Bioquímica y Biología Molecular. Por último Elizabeth Jelin, una de las primeras egresadas de la carrera de Sociología en el país, recibió el premio por sus aportes en el estudio de diferentes actores sociales. Se destaca también que Jelin fue coordinadora del programa de formación en investigación sobre Memorias de la Represión con becarios de seis países de la región.

Los ganadores del Premio Houssay Trayectoria recibirán una medalla, un diploma y un premio de $35.000. Además, entre los elegidos en la categoría Trayectoria, se seleccionará al Investigador de la Nación.

Finalmente, se entregó el Premio Jorge Sábato, destinado a investigadores que cuentan con un importante historial de transferencia y desarrollo tecnológico. La ganadora fue Raquel Chan, del Instituto de Agrobiotecnología del Litoral y actual directora del Centro Científico Tecnológico del CONICET en Santa Fe, quien dirige un grupo dedicado a estudiar cómo las plantas se adaptan a los cambios medioambientales. Además, esta científica fue la responsable del descubrimiento del gen HAHB-4 que, combinado con plantas de soja o girasol entre otras, otorga resistencia a la sequía y a la salinidad del suelo. Chan recibirá una medalla, un diploma y un premio de $35.000.

Los ganadores de todas las categorías fueron seleccionados por un jurado de 24 miembros, de reconocida trayectoria en diferentes áreas de la ciencia, y presidido por los ministros de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva, Lino Barañao, y de Educación, Alberto Sileoni. La convocatoria estuvo organizada por el Programa Nacional de Popularización de la Ciencia y la Innovación de la cartera de Ciencia.

Fuente: Mincyt / Martes 18 de Junio de 2013


Deja un comentario

“Siento que la Pachamama me eligió para narrar su historia”

“Lo sacó Messi, se lo dieron César Pelli, a Campanella y a Milstein… y ahora se lo dan a los estromatolitos de la Puna!!! ¡Premio Konex 2013!”. Así comunicó por Facebook su alegría la doctora María Eugenia Farías.

Unos días atrás le habían notificado que había sigo galardonada por la Fundación Konex, que en 2013 otorga los premios en Ciencia y Tecnología a las 100 personalidades destacadas de la última década. La doctora Farías integra el quinteto correspondiente a Biología y ecología, pero no siente que el premio le pertenezca. “Yo sólo estaba en el lugar preciso en el momento adecuado; visto con ojos humanos, casi por casualidad. Fue en Socompa; y siento que lo que pasó es que la Pachamama me eligió para narrar su historia“, cuenta.

Es que los estromatolitos que encontró tienen las características de las primeras formas de vida en el planeta. En una definición “apta para todo público” las llama “piedras vivas”. Más precisamente, “ecosistemas microbianos que viven en condiciones extremas”. Por ejemplo, “comen” … ¡arsénico!

Los estromatolitos de las lagunas andinas de la Puna, el “laboratorio viviente” donde hizo su hallazgo, soportan condiciones físico-químicas únicas: mucha altitud (más de 3.600 metros sobre el nivel del mar), alta radiación ultravioleta, mucha amplitud térmica, baja presión atmosférica, lagunas muy saladas, pocos nutrientes y gran contenido de minerales como arsénico y azufre. Se encuentran en zonas donde los volcanes están activos; en definitiva: un paisaje muy semejante al de hace 3.800 millones de años.

El descubrimiento tiene múltiples derivaciones: desde permitir previsiones respecto de dónde y cómo buscar vida en Marte hasta detectar, a partir de su ADN, cómo generar resistencia a sustancias que son letales, como el arsénico. Hoy el equipo trabaja intensamente en revelar la biología molecular de estos organismos arcaicos y sus aplicaciones biotecnológicas.

El porqué de las comillas

Explicar en términos comunes las complejidades de la ciencia es una de las habilidades de esta cordobesa que se “tucumanizó” dos veces. La primera vez vino con sus padres y recaló, como tantos otros que dedicaron su vida a la UNT, en Horco Molle. Creció aquí, se recibió de bióloga y se doctoró, y se fue a España, donde hizo su posdoctorado. Pero Tucumán tiraba de ella: “fui una de las primeras que participó del programa de repatriación de científicos, en 2001“, cuenta. Y esta vez Tucumán fue su elección.

Trabaja en el PROIMI (Planta Piloto de Procesos Industriales Microbiológicos), dependiente del Conicet, donde fundó el Laboratorio de Investigaciones Microbiológicas Lagunas Andinas (Limla). En 2009 se “chocó” con los estromatolitos durante una expedición que buscaba otra cosa y se enfrentó a la primera disyuntiva: “o llevaba las muestras al extranjero y publicaba allí, o me jugaba por lograr los medios para hacer la investigación en casa“. Apostó de nuevo por Tucumán.

Con su equipo comenzó por visitar al cacique de Tolar Grande, el pueblo más cercano a la zona del descubrimiento, y contarle lo que habían encontrado; decirle que es de ellos y explicarle por qué es tan importante cuidarlo. El cacique la entendió en el acto. “Juntos hicimos la ceremonia para que la Pachamama nos diera permiso para trabajar“, cuenta emocionada.

Pero había que conseguir fondos y, por encima de todo, que se protegiera la zona. No había dinero, de modo que optó por dar a conocer en todas partes el tesoro, y aprendió a explicar con palabras sencillas las cosas complicadas: esa es la razón de las comillas. A esta cruzada se dedicó con ahínco hasta mediados del año pasado (documentales del canal Encuentro, programas en Paka-Paka, participación en Tecnópolis, entre otras acciones). “Creo que los estromatolitos consiguen el Konex también por la difusión; de alguna manera logramos que se entienda la relevancia de algo que puede parecer tan lejano a la vida cotidiana; no sólo geográficamente: si los mirás, son unas piedras sin ningún encanto…“, dice, y ríe.

Fábrica de oxígeno

No tendrán encanto, pero fueron fundamentales en el desarrollo de la vida como la que se encuentra en la Tierra: hace unos 3.800 millones de años los estromatolitos y su capacidad de alimentarse de lo que suele ser tóxico “inventaron” (y siguen las comillas) la fotosíntesis: la capacidad de transformar la luz en energía y… ¡lanzar oxígeno al aire!! Unos “pocos” millones de años después estaban extendidos y producían oxígeno en forma masiva. Casi un abracadabra… Tener la posibilidad de estudiarlos permite cumplir esa misión que la doctora Farías siente haber recibido de la Pachamama: contar la historia de la Tierra.

Lo que viene

Ahora podemos dedicarnos de lleno a publicar. De hecho, en lo que va de 2013 ya salieron cuatro trabajos nuestros, y tenemos entre manos varios más. Va a ser un respaldo muy importante“. Y lo necesitan, porque está costando mucho esfuerzo lograr que las provincias legislen la protección de las zonas donde encontraron estromatolitos. “Es impresionante la diferencia de actitud: en Chile son las propias mineras las que financian las búsquedas y las acciones de protección ambiental“, cuenta con admiración y pena simultáneas.

Proteger los estromatolitos

Esas rocas sin encanto“, como las describió la doctora Farías, son un tesoro microbiológico, pero se encuentran en zonas de interés minero, de modo que necesitan en forma urgente ser protegidos. Ella está trabajando para sacar adelante un proyecto en la Cámara de Diputados de la Nación que permita cambiar las leyes de patrimonio genético. Si eso se consigue, las aplicaciones biotecnológicas que se logren a partir de este descubrimiento serán patrimonio de nuestro país. Por otro lado está trabajando con el gobierno de la provincia de Salta, con los operadores de turismo alternativo y con los pobladores de la región puneña de Tolar Grande para la preservación y el cuidado del lugar.

Trabajando a más de 3500 metros de altitud

A pesar de las condiciones, bastante hostiles, ella se siente allí en el mejor de los mundos. Protegida del sol, entrenada para moverse a pesar de lo escaso del oxígeno, ir de campaña es lo que más le gusta. Es su “laboratorio viviente”, el preferido. Toma muestras, mide condiciones ambientales, sigue descubriendo “bichos raros”: “Hace poco encontramos una bacteria que se alimenta de azufre“, contó. Pero desde ese laboratorio de altura hay que volver al llano. En el PROIMI la esperan el otro laboratorio, y un equipo que junto con ella clasifica, cataloga, experimenta… “A estas que descubrimos les encanta el azufre. Más les das, más crecen“, dijo divertida.

El deporte de aventuras

A todos los amantes de los deportes extremos les pido: tengan cuidado con dónde pisan cuando suben a los volcanes. Pueden estar destruyendo algo invaluable: formas de vida únicas en el mundo apenas exploradas. Ustedes son muchos y llegan a los volcanes antes que los científicos. Por favor, ayúdennos a cuidarlas; no las destruyan antes de que podamos estudiarlas“.

Fuente: La Gaceta de Tucumán / Jueves 09 de Mayo de 2013


Deja un comentario

Comenzó una nueva edición de INNOVAR

Se entregarán $985.000 en premios. Este año podrán realizarse presentaciones al concurso bajo las categorías “Innovación en la universidad”, “Producto innovador” e “Investigación aplicada”.

Con la creación de una nueva categoría, destinada a estudiantes universitarios, se lanzó la novena edición del Concurso Nacional de Innovaciones INNOVAR, que organiza el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva a través del Programa Nacional de Popularización de la Ciencia y la Innovación. Se entregarán en total $985.000 en premios y hay tiempo hasta el 30 de julio para inscribirse.

A la nueva categoría podrán presentarse estudiantes de diseño y de las carreras definidas por la Comisión Nacional de Evaluación y Acreditación Universitaria (CONEAU) como ciencias aplicadas o ciencias básicas, entre ellas: ciencias agropecuarias, arquitectura, ciencias tecnológicas, computación, estadística, ciencias de la Tierra, bioquímica, farmacia, medio ambiente, biotecnología, matemática, física, química, biología, astronomía y astrofísica. Podrán concursar los proyectos realizados exclusivamente por estudiantes en el marco de cátedras, instancias extracurriculares, tesis, tesinas o trabajos profesionales. Los mismos deberán tener un grado de avance de al menos 80% y una antigüedad máxima de dos años. Se entregarán 30 distinciones equivalentes a $10.000 cada una.

Por otra parte, las otras dos categorías tienen por objetivo amplificar la cantidad de presentaciones realizadas en ediciones anteriores. En el caso de “Producto innovador”, se enfoca en productos o procesos patentados o patentables, destacados por su altura inventiva, potencial comercial y aporte al medio ambiente. Para esta categoría, se entregarán 19 distinciones, con premios que van desde los $15.000 hasta los $30.000. Asimismo, “Investigación aplicada” está destinada a la presentación de desarrollos patentados o patentables, derivados o vinculados a una línea de investigación científica desarrollada por un grupo de investigación. En este caso se entregarán 9 distinciones con premios que van desde los $10.000 hasta los $30.000.

Finalmente se entregará la distinción “INNOVAR”, una asignación adicional de $100.000 a los proyectos elegidos por el jurado dentro de los ganadores de las categorías anteriores, y se seleccionará un conjunto de proyectos para postular al Premio Iberoamericano al Emprendimiento y la Innovación.

El objetivo del concurso es estimular emprendimientos innovadores y darles visibilidad. También se busca promover la transferencia de conocimientos y tecnología a productos y procesos que mejoren la calidad de vida de la sociedad. Esta edición cuenta con el apoyo de la Universidad Tecnológica Nacional (UTN) y participan con distinciones el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), el Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI), la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA) y la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI).

Desde el lanzamiento del concurso en 2005 hasta su octava edición en 2012 se presentaron 18.065 proyectos. En otras ediciones participaron desde vehículos eléctricos hasta robots de última generación, pasando por dispositivos tecnológicos adaptados para personas con capacidades diferentes e innovaciones de última generación para el sector agrícola.

La inscripción on line de esta edición podrá realizarse a través de la página http://www.innovar.gob.ar. Allí también se podrá encontrar más información sobre categorías, premios, bases y condiciones para aplicar.

Fuente: Noticias Mincyt / Jueves 9 de Mayo de 2013


Deja un comentario

Premio Ciencia que Ladra-La Nación

Ante una sala repleta, se dieron a conocer en la Feria del Libro los ganadores del concurso que distingue obras que difunden con estilo ameno los últimos conocimientos científicos.

El Premio Internacional Ciencia que Ladra-La Nación tuvo nuevamente una noche de celebración: en el marco de la Feria del libro y frente a una sala colmada de público, se anunciaron los ganadores de la segunda edición del concurso.

El primer premio fue para los jóvenes Diego Calb, biólogo, y Ana Inés Moreno, profesora de letras, por su obra Amanecer de una noche agitada: sueños, pesadillas y otras aventuras a la hora de dormir, que pasa revista a los últimos conocimientos acerca de por qué soñamos, cuáles son las características del sueño, sus etapas, nuestras “aventuras oníricas” y qué ocurre en situaciones de insomnio.

Héctor Castillo recibió la primera mención por El ojo de Horus. Apuntes sobre la transfusión de sangre, un entretenido recorrido por la relación entre la sangre y la vida, cómo son realmente y para qué sirven los sistemas sanguíneos, glóbulos blancos, rojos, y plaquetas.

En esta edición se presentaron 80 obras provenientes de la Argentina, España, Uruguay, El Salvador, Perú, Cuba, México y EE.UU. Abordaron temas vinculados con la física, la química, las ciencias forenses, la filosofía y el universo, entre otros.

Una vez más tenemos la alegría de llevar a cabo un premio internacional para la divulgación científica –dijo Diego Golombek, presidente del jurado y director de la colección Ciencia que Ladra–. No deja de sorprenderme el entusiasmo de los autores por «ladrar» con nosotros: este año recibimos alrededor de 80 originales y todos maravillosos, que nos dejan con ganas de dar vuelta las páginas para descubrir los secretos de la naturaleza. Durante varias semanas el jurado de preselección y el de selección (integrado también por el físico y divulgador Alberto Rojo; la editora de Ciencia y Salud de La Nación, Nora Bär; el divulgador científico español Pere Estupinyà) paseamos por la física, la química, las ciencias forenses, la filosofía y el universo. Pero hubo que premiar, y así elegimos a Héctor Castillo, y a Ana Inés Moreno y Diego Calb.”

Los ganadores reciben 25.000 pesos más la publicación de la obra y la primera mención también se premia con la publicación del libro.

La colección Ciencia que Ladra ya cumplió diez años de vida y se distingue por difundir, con un estilo ameno y accesible, los últimos conocimientos de las más diversas áreas de la ciencia. “Y seguiremos ladrando junto con Siglo XXI y La Nación, en las librerías, en los quioscos y en un nuevo concurso. ¡La ciencia ladra! Y los lectores escuchan…“, se entusiasmó Golombek.

San Pablo, ciudad invitada

San Pablo será la ciudad invitada para la próxima edición de la Feria del Libro que celebrará sus 40 años. El anuncio fue efectuado ayer por el ministro de Cultura porteño, Hernán Lombardi, el presidente de la Fundación El Libro, Gustavo Canevaro, y la vicealcaldesa de San Pablo, Nádia Campeão.

La próxima megamuestra editorial se realizará entre el 24 de abril y el 12 de mayo de 2014. Y será la segunda vez que tenga una ciudad invitada. Esa modalidad se inauguró con Amsterdam en la edición que permanecerá abierta hasta el próximo lunes.

Fuente: La Nación / Martes 7 de Mayo de 2013


Deja un comentario

Premios Konex 2013: Lino Barañao, será reconocido con una mención especial por su trayectoria

De las 100 personalidades más destacadas de la ciencia y la tecnología de la última década que serán distinguidos con el Premio Konex 2013, 19 son docentes de la Facultad. Además, Rolando García, recientemente fallecido, recibirá el Konex de Honor, mientras que el actual ministro, Lino Barañao, será reconocido con una mención especial por su trayectoria.

El martes 30 de abril, se dio a conocer la lista de los distinguidos con el Premio Konex 2013, dedicado a la Ciencia y la Tecnología. El premio Konex de Honor fue destinado al recientemente fallecido Rolando García, quien fuera profesor y decano de la Facultad. Entre las cinco menciones especiales por trayectoria “a las personalidades que por su desempeño y aporte a la Ciencia y Tecnología de la Argentina, que trascienden esta última década”, fue reconocido Lino Barañao, docente e investigador de la casa y actual ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva.

Asimismo, el jurado eligió a las 100 personalidades más destacadas de la ciencia y la tecnología de la última década (2003-2013), quienes podrán ser susceptibles a recibir los premios Konex de Platino y el premio Konex de Brillante en el momento en que se realice el acto de entrega, el 19 de septiembre. La noticia distintiva para Exactas es que de las 100 personalidades, 19 son docentes de la Facultad. Cuatro investigadores fallecidos recibieron reconocimiento post mortem.

  • En Matemática, Ricardo G. Durán (DM – IMAS), Pablo Ferrari (DM – IMAS), Víctor Yohai (IC) y Mischa Cotlar (post mortem) (docente entre 1957 y 1966).
  • En Física y Astronomía, Igor Félix Mirabel (IAFE), Juan Pablo Paz (DF – IFIBA), Pedro Elías Zadunaisky (post mortem) (Profesor Emérito hasta su fallecimiento en 2009).
  • En Fisicoquímica, Química Inorgánica y Analítica, Darío A. Estrín (DQIAQF – INQUIMAE) y Daniel Murgida (DQIAQF – INQUIMAE).
  • En Química Orgánica, Rosa M. Muchnik de Lederkremer (QO – CIHIDECAR) y Elizabeth Jares Erijman (post mortem) (Profesora Asociada hasta su fallecimiento en 2011).
  • En Ciencias de la Tierra, Vicente Ricardo Barros (DCAO – CIMA) y Víctor Alberto Ramos (DG – IDEAN).
  • En Biología y Ecología, Ricardo Gurtler (DEGE – IEGEBA).
  • En Genética y Genómica, Héctor Torres (post mortem) (Profesor Emérito hasta su fallecimiento en 2011).
  • En Bioquímica y Biología Molecular, Eduardo Arzt (DFBMC), Mirtha María Flawia (DFBMC) y Alberto Rodolfo Kornblihtt (DFBMC – IFIBYNE).
  • En Ciencias Biomédicas Básicas, Gabriel Rabinovich (QB).
  • En Nanotecnología, Galo Soler Illia (DQIAQF).
  • En Desarrollo Tecnológico, Oscar E. Martínez (Profesor del DF hasta 2012).
  • En Tecnologías de la Información y las Comunicaciones, Diego Grosz (DF) y Sebastián Uchitel (DC).

Fuente: Noticias Exactas de la UBA / Jueves 2 de Mayo de 2013


Deja un comentario

Premio para jóvenes emprendedores tecnológicos

Reconocerán a jóvenes emprendedores por sus ideas innovadoras en materia tecnológica.

Fundación Telefónica, con el apoyo de Wayra Argentina, abre la convocatoria al concurso para jóvenes emprendedores tecnológicos “Ideas que innovan” destinado a adolescentes de 15 a 18 años que se encuentren cursando en escuelas secundarias de la Argentina, con el objetivo de estimular el esfuerzo de los jóvenes en su proceso educativo, fomentar el desarrollo de proyectos innovadores y premiar la actitud emprendedora.

Para participar, los jóvenes deben presentar hasta el 5 de mayo una idea de un nuevo producto tecnológico o de un nuevo servicio tecnológico, que incluya nuevas tecnologías de la información y la comunicación, con el propósito de generar mayores grados de bienestar o solucionar problemas existentes en la comunidad. El proyecto debe ser de autoría de los participantes, inédito y original; y no estar pendiente de calificación en otro concurso ni haber obtenido premio alguno.

La postulación se debe realizar mediante formulario de inscripción en www.ideasqueinnovan.com.

Los jóvenes podrán participar de “Ideas que innovan” de manera individual o grupal con un mínimo de dos personas y máximo de cuatro que asistan a la misma institución educativa. En ambos casos deberán proponer un tutor o mentor. A su vez, el certamen contará con cuatro categorías: individual para desarrollar en la escuela; grupal para desarrollar en la escuela; individual para desarrollar fuera de la escuela; y grupal para desarrollar fuera de la escuela.

Una vez finalizada la etapa de inscripción, el jurado verificará que las ideas postuladas cumplan con todos los requisitos del concurso para luego pasar al primer proceso de cocreación, en donde los participantes deberán analizar su propuesta a través del intercambio y debate con miembros de la comunidad, emprendedores y profesionales, entre otros; también tendrán que registrar sus conclusiones en herramientas de la web 2.0 para ser evaluados. A partir de la cocreación, el jurado seleccionará un máximo de veinte participantes teniendo en cuenta la originalidad y grado de innovación; la viabilidad; e impacto en la comunidad a la que es destinada, como también en el ambiente.

El country manager de Wayra Argentina, Andrés Saborido, será uno de los cuatro miembros del jurado especializados que evaluarán el grado de innovación y el impacto social y ambiental de los proyectos presentados, entre otros atributos.

Los concursantes seleccionados participarán de una jornada de trabajo que se realizará el 8 de julio en el Espacio Fundación Telefónica, en donde deberán intercambiar sus ideas con sus pares con el fin de enriquecerlas; y luego exponer sus cocreaciones ante el jurado teniendo en cuenta el beneficio económico y social de su idea, la generación de empleo y la innovación.

También deberán presentar un programa real de las etapas necesarias para llevar a cabo el proyecto y cuál fue la motivación que los inspiró a realizarlo.

Selección

El jurado será el encargado de elegir las tres mejores ideas que innovan del concurso y el proyecto que obtenga el primer puesto será premiado con una beca completa para un seminario para emprendedores NAVES en IAE, la Escuela de Negocios de la Universidad Austral, en caso de que se haya presentado en manera individual.

Para el caso de los proyectos grupales, el premio será la beca completa para uno de los participantes y una Tablet Samsung Galaxy TAB GT-P1000L para los participantes restantes del grupo ganador.

Plataforma

El concurso se desarrolla a través de “Polisofia”, uno de los proyectos ganadores de la edición 2011 de Wayra Argentina, iniciativa de Telefónica Digital que busca retener el talento y la creatividad de jóvenes emprendedores dentro de la región. Polisofia contó con las herramientas tecnológicas, el apoyo experto y el aporte financiero para acelerar su idea y desarrollarla dentro del mercado.

El proyecto Polisofia consiste en una plataforma web en la que empresas, universidades y organismos sociales y gubernamentales pueden postular desafíos de innovación para ser resueltos por la comunidad, según el concepto de tercerización en las masas.

Wayra Argentina, la aceleradora de negocios de Telefónica, acompaña esta iniciativa de Fundación Telefónica con el objetivo de estimular el esfuerzo de los jóvenes en su proceso educativo, fomentar el desarrollo de actividades creativas y premiar el pensamiento innovador y la actitud emprendedora.

Un recurso pensado para generar conciencia

El objetivo principal de Ideas que innovan es generar conciencia en los jóvenes de entre 15 y 18 años, que quieran ser protagonistas de la cultura emprendedora y tengan ideas inéditas para desarrollar. Con este concurso sabemos que vamos a encontrar iniciativas innovadoras que sean transformadoras de la realidad local de los participantes, por eso nos enfocamos en propuestas que apunten a la innovación tecnológica y social. El resultado de esta idea tiene que servir para mejorar la calidad de vida de la comunidad donde estos chicos viven”, señaló Alejandrina D’Elia, gerente de Arte, Tecnología y Educación de la Fundación Telefónica en la Argentina.

Las premisas que hay que tener en cuenta para participar son innovación, tecnología y transformación social. Las propuestas pueden ir desde aplicaciones de geolocalización, hasta una app para personas con discapacidad o para medir la intensidad de la lluvia en el campo”, concluyó D’Elia.

Fuente: BAE / Viernes 26 de Abril de 2013